La defensa inteligente en
Donde vienen a hablar los expertos
Este mes en
La Revista de la OTAN
La defensa inteligente en acción
Se ha hablado mucho sobre la defensa inteligente: cómo hace falta para reducir brechas, ahorrar dinero y adaptarse a la crisis. En este número se pretende pasar de los dichos a los hechos: ver la defensa inteligente en acción –el ahorro que consigue, la colaboración que implica y la mentalidad a la que se enfrenta– puede ser la mejor propaganda para mantener este curso de acción.
Próximamente en
La Revista de la OTAN
On the move?
Optimized for
Smartphone and PDA
Aunque suelen ser caros, costosos de mantener y difíciles de operar, las fuerzas armadas saben que necesitan helicópteros: para desplegar tropas o retirar heridos, a menudo son la opción a utilizar. Analizamos aquí la necesidad de helicópteros de los diferentes países, y el modo en que están facilitando su uso conjunto.
Una gran cantidad de material transportado a Afganistán durante más de diez años debe ser retirado en tan sólo uno, lo que implica recurrir a instrumentos especializados como los aviones de gran tonelaje. En este artículo examinamos cómo han colaborado varios países para compartir este recurso, ahorrando tiempo y dinero.
La OTAN está repatriando una gran cantidad de material desde Afganistán, en parte por vía aérea. Esta infografía muestra cómo algunos países han usado para ello aviones Ruslan, y por qué eso es tan importante.
¿Qué nueva actividad podemos esperar de la defensa inteligente? ¿Qué diferencia marcarán los proyectos reales? Describimos ocho proyectos que pronto estarán disponibles, destacando los posibles beneficios.
¿Nuevo en la Revista?

Resulta un tanto sorprendente que en esta época digital en la que se comparte casi todo, uno de los principales problemas de la defensa en los países occidentales es su incapacidad para compartir más. No hay vídeo, canción o incluso foto cuyo éxito no se deba en cierta medida a los que lo comparten. Facebook y Twitter –dos empresas que hace diez años ni siquiera existían– pueden atribuir su éxito arrollador al deseo de compartir del público.

Pero cuando se trata de compartir entre países y ejércitos, este deseo se desvanece. Los motivos son de sobra conocidos.

Resulta un tanto sorprendente que en esta época digital en la que se comparte casi todo, uno de los principales problemas de la defensa en los países occidentales es su incapacidad para compartir más. No hay vídeo, canción o incluso foto cuyo éxito no se deba en cierta medida a los que lo comparten. Facebook y Twitter –dos empresas que hace diez años ni siquiera existían– pueden atribuir su éxito arrollador al deseo de compartir del público.

Pero cuando se trata de compartir entre países y ejércitos, este deseo se desvanece. Los motivos son de sobra conocidos: parte del material que muchos quieren compartir es caro; no todos quieren depender de otro país para sus capacidades, sobre todo si no es seguro que el otro estará de acuerdo con usarlas en ciertas operaciones; y resulta difícil mantener una conversación sobre la defensa inteligente sin que se mencione la palabra clave, soberanía. A fin de cuentas, ¿para qué sirven un gobierno o unas fuerzas armadas que no pueden garantizar la soberanía de su propio país?

Pero estos argumentos se están viendo cada vez más cuestionados. Muchos países se preguntan por qué dos (o más) naciones pequeñas están gastando por separado una gran cantidad de dinero en el mismo material que quizás nunca llegue a usarse. ¿Por qué no compartir con países amigos tareas como el control aéreo, que no supone ninguna amenaza y favorece la colaboración regional?

Este tipo de argumentos –justo ahora que la falta de presupuesto apenas deja otra alternativa– van resultando cada vez más persuasivos. Y en este número de la Revista de la OTAN resaltamos un par ejemplos en los que realmente se ha ahorrado dinero.

Quizás éste sea el momento en el que la defensa inteligente pasa de “Compartir” a “Me gusta”.

Paul King

citas
Reina Isabel II
Boletín
Asegúrese de no perderse nada
Ante cualquier reto de la vida nuestras respuestas individuales se verán
fortalecidas si trabajamos juntos y compartimos la carga
SOBRE LA REVISTA
Go to
NATO A to Z
NATO Multimedia Library
NATO Channel
Compartir esto
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Delicious
Delicious
Google Buzz
Google Buzz
diggIt
Digg It
RSS
RSS
You Tube
You Tube