IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

La OTAN y Suecia: ¿Viejos socios, nuevas perspectivas?

Get the Flash Player to see this player.

Pocos países han mantenido una asociación de primera línea con la OTAN como lo ha hecho Suecia. Desde Bosnia a Libia, este país ha estado siempre presente en las operaciones dirigidas por la Alianza. ¿Cómo percibe los cambios en las nuevas estructuras de asociación de la OTAN?

 Subtítulos: / NO

OTAN y Suecia:

¿Viejos socios, nuevas perspectivas?

Tenemos diferentes áreas de interés.

Tenemos un papel importante en la política

internacional de seguridad y defensa.

Tenemos una industria de defensa.

Así que, es muy importante

garantizar que

la interoperatividad funciona

y, en ese sentido, la OTAN

es la organización clave.

Eso ha sido una especie

de motivación primordial.

Y, además, la OTAN ha sido una organización

de gestión de crisis de primera fila.

Por lo tanto, sí, desde Bosnia a la KFOR,

desde Kosovo hasta la ISAF, por supuesto.

Dado que nosotros... que Suecia ha sido

tradicionalmente muy activa

en las operaciones de gestión

de crisis de la UE,

Suecia ha participado en

todas las misiones de la ESDP,

tanto civiles como militares,

así que asociarnos ha sido algo natural

cuando ha existido una resolución

en que basar nuestra intervención,

para tomar parte activa

en esos compromisos internacionales

que se han asignado

básicamente a la OTAN.

Así que la asociación nos

permite hacer muchas cosas

y por eso nos estamos centrando

en lo que podemos hacer,

cuánto más podemos conseguir

continuando de este modo,

y centrándonos más en ciertas áreas,

pero continuando como socio activo.

Y las asociaciones globales

de la OTAN son también un mensaje

que demuestra que la OTAN no mira

sólo hacia su interior, al Artículo 5,

la defensa propia,

sino que se abre al mundo.

Y ese mensaje de apertura y transparencia

es bien recibido por mi país.

¿Cómo ve Suecia

los cambios de la OTAN?

Debo decir que últimamente

la OTAN ha hecho grandes avances.

El Concepto Estratégico ofrece

una imagen completamente nueva,

una visión totalmente nueva

de la OTAN, es una nueva OTAN.

Creo que ha sido asombroso contemplar

las estrechas consultas de la OTAN,

no sólo a través

de la Secretaria de Estado Albright,

con su grupo de trabajo

que mantuvo consultas no sólo

con los países socios, sino

con toda la sociedad civil en general.

Un proceso de consultas prolongado

y profundo, que acogimos favorablemente

como estado no miembro

y como país socio.

Muchas cuestiones que destacamos

como socios durante ese proceso

las vimos reflejadas después

en el Concepto Estratégico.

Así que, la mayor parte

de lo que hemos visto y oído

en el gobierno, el parlamento,

la opinión pública,

al menos entre los que

siguieron ese debate,

constituye un mensaje

muy positivo de la OTAN.

¿Cuáles son los cambios

que más han interesado a Suecia?

Dado que contemplamos

una agenda política en expansión,

con nuevos retos y amenazas

que abordar,

ha sido importante el intentar trabajar

en fortalecer en diálogo político.

El diálogo político ha representado

un tema clave para nosotros,

el reforzar nuestro papel

como país que aporta tropas

a las operaciones de gestión de crisis.

No sólo en la parte militar,

sino, en casos como Afganistán,

que es un ejemplo muy concreto,

en todo el proceso de transición, vinculado

estrechamente a cuestiones cívico-militares.

Nuestra forma de trabajar

a nivel nacional,

promoviendo y persiguiendo una forma

de trabajar basada en un enfoque global

que abarque los estrechos vínculos entre

actividades civiles, políticas y militares.

Puesto que ahora también se ha convertido

en la principal de trabajar de la OTAN,

también queremos tomar parte

en los aspectos políticos

relativos a las operaciones.

¿En qué aspectos ve

Suecia margen de mejora?

La última cuestión ha sido

la mejora en las relaciones UE-OTAN.

Mejorar las relaciones

con organizaciones internacionales.

como las NU… Se han conseguido

progresos en esa cooperación...

UE-OTAN, seguimos intentando

presionar en ese sentido,

porque necesitamos

una buena relación de trabajo

entre las dos organizaciones.

En las relaciones UE-OTAN creemos que

hay que centrarse en la cuestión del diálogo.

Ahora que tenemos

una crisis como la de Libia

sería natural que se sentaran

las dos organizaciones,

tanto los líderes como

el resto de las organizaciones,

y debatieran conjuntamente

lo que ocurre sobre el terreno.

Cómo podemos resultar útiles,

no compitiendo entre nosotros,

sino en estrecha colaboración

para evitar duplicar esfuerzos.

Las dos organizaciones son necesarias.

La UE posee instrumentos

de los que la OTAN

carece a más largo plazo,

en los aspectos civiles: reconstrucción

económica, desarrollo, comercio...

Todos los instrumentos que serán

necesarios tras la fase de crisis,

pero que se podrían tratar ahora

para definir las prioridades.

Para nosotros no tiene sentido,

y es algo que deploramos, que no

se esté produciendo ese diálogo.

¿Está Suecia interesada

en el ingreso en la OTAN?

No hemos decidido

convertirnos en miembros.

No existe... en este momento,

mientras estamos hablando,

no existe consenso nacional

sobre la integración en la OTAN.

Así que no se trata de un tema del

que el gobierno se ocupe activamente,

que esté debatiendo activamente,

ni tampoco el parlamento.

¿Por qué querría Suecia algo más

que una asociación con la OTAN?

Ahora mismo podemos ser un socio activo,

y podríamos resultar incluso

más interesantes como socio

que como uno entre 29

dentro del contexto de la OTAN.

Yo... me hacen esta pregunta

desde la opinión pública sueca,

incluyendo a parlamentarios

suecos que preguntan,

buenos, como usted ha dicho: ¿Por qué

tenemos que convertirnos en miembros?

Podemos mantener un diálogo político,

podemos contribuir a las operaciones,

trabajamos en la interoperatividad

con parte de los grupos de expertos

dentro del contexto de la OTAN.

Mi opinión puramente personal,

viendo cómo trabaja la Alianza,

es que, al final,

o se es miembro,

y se participa en la toma de decisiones

a todos los niveles, o no se es.

Tenemos un cierto margen de elección,

pero, en lo que se refiere

a las grandes decisiones,

a lo que sería el núcleo

de la cooperación entre los miembros,

no estamos en la mesa,

no estamos en el NAC.

Es allí donde se debatirán los problemas

y los preparativos para las intervenciones.

Ellos no pueden beneficiarse

de nuestra contribución

en lo relativo a influir,

a dar forma al proceso.

Así que para mí habrá

siempre una clara diferencia

entre pertenecer o no pertenecer

a la organización.

OTAN y Suecia:

¿Viejos socios, nuevas perspectivas?

Tenemos diferentes áreas de interés.

Tenemos un papel importante en la política

internacional de seguridad y defensa.

Tenemos una industria de defensa.

Así que, es muy importante

garantizar que

la interoperatividad funciona

y, en ese sentido, la OTAN

es la organización clave.

Eso ha sido una especie

de motivación primordial.

Y, además, la OTAN ha sido una organización

de gestión de crisis de primera fila.

Por lo tanto, sí, desde Bosnia a la KFOR,

desde Kosovo hasta la ISAF, por supuesto.

Dado que nosotros... que Suecia ha sido

tradicionalmente muy activa

en las operaciones de gestión

de crisis de la UE,

Suecia ha participado en

todas las misiones de la ESDP,

tanto civiles como militares,

así que asociarnos ha sido algo natural

cuando ha existido una resolución

en que basar nuestra intervención,

para tomar parte activa

en esos compromisos internacionales

que se han asignado

básicamente a la OTAN.

Así que la asociación nos

permite hacer muchas cosas

y por eso nos estamos centrando

en lo que podemos hacer,

cuánto más podemos conseguir

continuando de este modo,

y centrándonos más en ciertas áreas,

pero continuando como socio activo.

Y las asociaciones globales

de la OTAN son también un mensaje

que demuestra que la OTAN no mira

sólo hacia su interior, al Artículo 5,

la defensa propia,

sino que se abre al mundo.

Y ese mensaje de apertura y transparencia

es bien recibido por mi país.

¿Cómo ve Suecia

los cambios de la OTAN?

Debo decir que últimamente

la OTAN ha hecho grandes avances.

El Concepto Estratégico ofrece

una imagen completamente nueva,

una visión totalmente nueva

de la OTAN, es una nueva OTAN.

Creo que ha sido asombroso contemplar

las estrechas consultas de la OTAN,

no sólo a través

de la Secretaria de Estado Albright,

con su grupo de trabajo

que mantuvo consultas no sólo

con los países socios, sino

con toda la sociedad civil en general.

Un proceso de consultas prolongado

y profundo, que acogimos favorablemente

como estado no miembro

y como país socio.

Muchas cuestiones que destacamos

como socios durante ese proceso

las vimos reflejadas después

en el Concepto Estratégico.

Así que, la mayor parte

de lo que hemos visto y oído

en el gobierno, el parlamento,

la opinión pública,

al menos entre los que

siguieron ese debate,

constituye un mensaje

muy positivo de la OTAN.

¿Cuáles son los cambios

que más han interesado a Suecia?

Dado que contemplamos

una agenda política en expansión,

con nuevos retos y amenazas

que abordar,

ha sido importante el intentar trabajar

en fortalecer en diálogo político.

El diálogo político ha representado

un tema clave para nosotros,

el reforzar nuestro papel

como país que aporta tropas

a las operaciones de gestión de crisis.

No sólo en la parte militar,

sino, en casos como Afganistán,

que es un ejemplo muy concreto,

en todo el proceso de transición, vinculado

estrechamente a cuestiones cívico-militares.

Nuestra forma de trabajar

a nivel nacional,

promoviendo y persiguiendo una forma

de trabajar basada en un enfoque global

que abarque los estrechos vínculos entre

actividades civiles, políticas y militares.

Puesto que ahora también se ha convertido

en la principal de trabajar de la OTAN,

también queremos tomar parte

en los aspectos políticos

relativos a las operaciones.

¿En qué aspectos ve

Suecia margen de mejora?

La última cuestión ha sido

la mejora en las relaciones UE-OTAN.

Mejorar las relaciones

con organizaciones internacionales.

como las NU… Se han conseguido

progresos en esa cooperación...

UE-OTAN, seguimos intentando

presionar en ese sentido,

porque necesitamos

una buena relación de trabajo

entre las dos organizaciones.

En las relaciones UE-OTAN creemos que

hay que centrarse en la cuestión del diálogo.

Ahora que tenemos

una crisis como la de Libia

sería natural que se sentaran

las dos organizaciones,

tanto los líderes como

el resto de las organizaciones,

y debatieran conjuntamente

lo que ocurre sobre el terreno.

Cómo podemos resultar útiles,

no compitiendo entre nosotros,

sino en estrecha colaboración

para evitar duplicar esfuerzos.

Las dos organizaciones son necesarias.

La UE posee instrumentos

de los que la OTAN

carece a más largo plazo,

en los aspectos civiles: reconstrucción

económica, desarrollo, comercio...

Todos los instrumentos que serán

necesarios tras la fase de crisis,

pero que se podrían tratar ahora

para definir las prioridades.

Para nosotros no tiene sentido,

y es algo que deploramos, que no

se esté produciendo ese diálogo.

¿Está Suecia interesada

en el ingreso en la OTAN?

No hemos decidido

convertirnos en miembros.

No existe... en este momento,

mientras estamos hablando,

no existe consenso nacional

sobre la integración en la OTAN.

Así que no se trata de un tema del

que el gobierno se ocupe activamente,

que esté debatiendo activamente,

ni tampoco el parlamento.

¿Por qué querría Suecia algo más

que una asociación con la OTAN?

Ahora mismo podemos ser un socio activo,

y podríamos resultar incluso

más interesantes como socio

que como uno entre 29

dentro del contexto de la OTAN.

Yo... me hacen esta pregunta

desde la opinión pública sueca,

incluyendo a parlamentarios

suecos que preguntan,

buenos, como usted ha dicho: ¿Por qué

tenemos que convertirnos en miembros?

Podemos mantener un diálogo político,

podemos contribuir a las operaciones,

trabajamos en la interoperatividad

con parte de los grupos de expertos

dentro del contexto de la OTAN.

Mi opinión puramente personal,

viendo cómo trabaja la Alianza,

es que, al final,

o se es miembro,

y se participa en la toma de decisiones

a todos los niveles, o no se es.

Tenemos un cierto margen de elección,

pero, en lo que se refiere

a las grandes decisiones,

a lo que sería el núcleo

de la cooperación entre los miembros,

no estamos en la mesa,

no estamos en el NAC.

Es allí donde se debatirán los problemas

y los preparativos para las intervenciones.

Ellos no pueden beneficiarse

de nuestra contribución

en lo relativo a influir,

a dar forma al proceso.

Así que para mí habrá

siempre una clara diferencia

entre pertenecer o no pertenecer

a la organización.

Leer más:asociaciones
Compartir    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink