IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

¿Seguridad en grupo? La OTAN y sus socios

Get the Flash Player to see this player.

La importancia de las asociaciones de la OTAN, ¿aumenta o disminuye? ¿Existen alternativas de seguridad más baratas? ¿Son la clave para un planteamiento global de seguridad? Este vídeo examina cómo cambian las relaciones de la OTAN, por qué lo hacen y a quién benefician.

 Subtítulos: / NO

¿Seguridad en grupo?

La OTAN y sus socios

¿Por qué son importantes

las asociaciones de la OTAN?

Para enfrentarse a los nuevos retos.

Ninguna organización regional

puede resolver este problema.

Al menos, ninguna occidental.

¿Qué ventajas aportan

las asociaciones?

Las asociaciones son el único instrumento

que ahora mismo puede permitirse la OTAN

para ofrecer seguridad colectiva,

No cuestan demasiado,

todo el mundo se implica,

gozan de aceptación general,

y son algo distinto a la ampliación,

que no es aceptada,

al menos por los rusos.

La seguridad, el concepto de fuerzas

civiles para aportar seguridad,

cosas que pueden crear mucha más seguridad

que una escuadrilla de bombarderos

o una división blindada.

El otro aspecto positivo

de nuestra asociación es

su carácter de compromiso preventivo,

en vez de anticipatorio.

Es un compromiso preventivo

que emplea instrumentos a largo plazo

para prevenir las crisis

y así evitar tener que gestionarlas

o incluso resolverlas.

Los sucesos recientes, ¿aumentan

la relevancia de las asociaciones?

Los acontecimientos que se han

producido en Oriente Medio en 2011...

Está claro que Afganistán es

uno de los temas principales,

pero también están los países

que intervienen en el Diálogo

Mediterráneo o la Iniciativa de Estambul,

que también van

a necesitar ayuda.

Y el modelo o ejemplo

de cooperación y asociación

que se inició a principios de los noventa

en Europa Central y Oriental, idealmente,

me parece que tiene

que seguir ampliándose.

El ejército egipcio,

en su calidad de fuerza política,

de fuerza para el fomento

de un orden estable en Egipto,

va a necesitar la ayuda de EEUU

y de muchísimos países

de la OTAN y la UE,

y eso también será aplicable

a otros países.

¿Cómo colaboran las asociaciones

de la OTAN con otras organizaciones?

Cuando uno analiza

las asociaciones de la OTAN

no puede limitarse

a los restantes países,

debe tener también en cuenta

las instituciones. Están las NU, por supuesto,

y la UE, como instituciones multilaterales

a tener en cuenta por la OTAN.

Sobre el terreno,

en los niveles no políticos,

la asociación entre la UE y

la OTAN funciona bien,

como se ha visto en los Balcanes,

en Kosovo y en otros lugares.

La UE aporta

herramientas civiles.

Fíjese en la misión EULEX de la UE,

una misión para desarrollar

un sistema judicial y ese tipo de cosas.

Trabaja en paralelo a la KFOR.

¿Cómo funcionan estas asociaciones

en Afganistán?

Además de la OTAN,

está también el programa alemán

de entrenamiento de la policía,

está la policía europea, y también

el papel que desempeñan las NU,

pero sobre el terreno puede apreciarse

que se quiere más coordinación.

Hemos participado en gran medida

junto a la OTAN, en la iniciativa

de fomento de la integridad,

que abarca varios aspectos,

y uno de ellos es el adiestramiento

de los oficiales

que están sobre el terreno,

en el teatro de operaciones,

para que puedan enfrentarse

a la corrupción.

Las asociaciones,

¿valen lo que cuestan?

Si la OTAN quiere convertirse

en un proveedor de seguridad colectiva

tiene que adquirir

algunos instrumentos civiles

y eso costará mucho dinero.

¿De dónde sacará ese dinero

aparte de las asociaciones?

Constantemente se asigna un valor

en euros o dólares a la defensa.

Y la paz y la seguridad tienen un valor

incalculable cuando se pierden.

La motivación última del Tratado,

que se basaba en los fallos de la

defensa y seguridad colectivas

de los años 30 y 40, era que

al juntar los esfuerzos de todos

se ahorraría dinero,

y existe también un artículo

sobre el fomento

de la democracia y el libre mercado.

Así que se trata

de un argumento de peso.

Las asociaciones, ¿pueden

difundir los valores de la OTAN?

La OTAN es una organización

basada en unos valores.

Resulta más fácil tomar esos valores,

que son comunes a todos,

y transmitírselos a las fuerzas

de seguridad afganas.

La OTAN no existe

porque tenga un enemigo,

sino porque compartimos valores.

Por eso queremos asociarnos.

Eso es lo que enseñamos a nuestros

alumnos, y sigue siendo cierto.

Necesitamos a la OTAN porque juntos

estamos más seguros que separados.

¿Seguridad en grupo?

La OTAN y sus socios

¿Por qué son importantes

las asociaciones de la OTAN?

Para enfrentarse a los nuevos retos.

Ninguna organización regional

puede resolver este problema.

Al menos, ninguna occidental.

¿Qué ventajas aportan

las asociaciones?

Las asociaciones son el único instrumento

que ahora mismo puede permitirse la OTAN

para ofrecer seguridad colectiva,

No cuestan demasiado,

todo el mundo se implica,

gozan de aceptación general,

y son algo distinto a la ampliación,

que no es aceptada,

al menos por los rusos.

La seguridad, el concepto de fuerzas

civiles para aportar seguridad,

cosas que pueden crear mucha más seguridad

que una escuadrilla de bombarderos

o una división blindada.

El otro aspecto positivo

de nuestra asociación es

su carácter de compromiso preventivo,

en vez de anticipatorio.

Es un compromiso preventivo

que emplea instrumentos a largo plazo

para prevenir las crisis

y así evitar tener que gestionarlas

o incluso resolverlas.

Los sucesos recientes, ¿aumentan

la relevancia de las asociaciones?

Los acontecimientos que se han

producido en Oriente Medio en 2011...

Está claro que Afganistán es

uno de los temas principales,

pero también están los países

que intervienen en el Diálogo

Mediterráneo o la Iniciativa de Estambul,

que también van

a necesitar ayuda.

Y el modelo o ejemplo

de cooperación y asociación

que se inició a principios de los noventa

en Europa Central y Oriental, idealmente,

me parece que tiene

que seguir ampliándose.

El ejército egipcio,

en su calidad de fuerza política,

de fuerza para el fomento

de un orden estable en Egipto,

va a necesitar la ayuda de EEUU

y de muchísimos países

de la OTAN y la UE,

y eso también será aplicable

a otros países.

¿Cómo colaboran las asociaciones

de la OTAN con otras organizaciones?

Cuando uno analiza

las asociaciones de la OTAN

no puede limitarse

a los restantes países,

debe tener también en cuenta

las instituciones. Están las NU, por supuesto,

y la UE, como instituciones multilaterales

a tener en cuenta por la OTAN.

Sobre el terreno,

en los niveles no políticos,

la asociación entre la UE y

la OTAN funciona bien,

como se ha visto en los Balcanes,

en Kosovo y en otros lugares.

La UE aporta

herramientas civiles.

Fíjese en la misión EULEX de la UE,

una misión para desarrollar

un sistema judicial y ese tipo de cosas.

Trabaja en paralelo a la KFOR.

¿Cómo funcionan estas asociaciones

en Afganistán?

Además de la OTAN,

está también el programa alemán

de entrenamiento de la policía,

está la policía europea, y también

el papel que desempeñan las NU,

pero sobre el terreno puede apreciarse

que se quiere más coordinación.

Hemos participado en gran medida

junto a la OTAN, en la iniciativa

de fomento de la integridad,

que abarca varios aspectos,

y uno de ellos es el adiestramiento

de los oficiales

que están sobre el terreno,

en el teatro de operaciones,

para que puedan enfrentarse

a la corrupción.

Las asociaciones,

¿valen lo que cuestan?

Si la OTAN quiere convertirse

en un proveedor de seguridad colectiva

tiene que adquirir

algunos instrumentos civiles

y eso costará mucho dinero.

¿De dónde sacará ese dinero

aparte de las asociaciones?

Constantemente se asigna un valor

en euros o dólares a la defensa.

Y la paz y la seguridad tienen un valor

incalculable cuando se pierden.

La motivación última del Tratado,

que se basaba en los fallos de la

defensa y seguridad colectivas

de los años 30 y 40, era que

al juntar los esfuerzos de todos

se ahorraría dinero,

y existe también un artículo

sobre el fomento

de la democracia y el libre mercado.

Así que se trata

de un argumento de peso.

Las asociaciones, ¿pueden

difundir los valores de la OTAN?

La OTAN es una organización

basada en unos valores.

Resulta más fácil tomar esos valores,

que son comunes a todos,

y transmitírselos a las fuerzas

de seguridad afganas.

La OTAN no existe

porque tenga un enemigo,

sino porque compartimos valores.

Por eso queremos asociarnos.

Eso es lo que enseñamos a nuestros

alumnos, y sigue siendo cierto.

Necesitamos a la OTAN porque juntos

estamos más seguros que separados.

Compartir    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink