IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

¿Optimismo... o realismo?

Get the Flash Player to see this player.

¿Existen soluciones realistas para las amenazas contra el clima y la alimentación? ¿Queda tiempo para evitar las peores consecuencias? ¿Qué posibles respuestas se están estudiando?

 Subtítulos: / NO

¿Existen soluciones

para la futura inseguridad alimentaria?

Existen tecnologías perfectamente disponibles,

guardadas en el armario,

listas para usar, que pueden

sustituir los combustibles fósiles

de los que dependemos para la energía.

No hacen falta nuevos inventos,

ni gastar dinero. No es eso.

Todavía le quedará dinero para tomarse

unas vacaciones. Súbase al tren.

Ha mencionado que tras su investigación

se siente vagamente optimista. ¿Por qué?

Más optimista que cuando la inicié,

esas fueron mis palabras,

que no es lo mismo que un optimismo desenfrenado.

Porque al empezar sabía que

se estaba produciendo un calentamiento,

sin ver que se hiciera nada realmente útil al respecto.

Quiero decir, desde que firmamos

los Acuerdos de Kioto en 1997

el crecimiento medio mundial

de emisiones anuales pasó del 1% al 3%.

No parece precisamente un progreso, ¿verdad?

Así que no se veía ninguna salida.

Yo no veía ninguna salida

y me temía lo peor. Bueno, seguramente

acabará ocurriendo gran parte de lo peor,

pero ahora, tras haber estado hablando

con los diseñadores de las tecnologías,

veo posibles salidas para

este problema que no suponen

pérdidas demasiado terribles.

Habrá pérdidas. Es demasiado tarde

para evitar todos los daños.

Existen tecnologías perfectamente disponibles

en el armario, listas para usar.

¿Cómo puede cambiar las cosas el hombre de la calle?

Tenemos que cambiar el sistema,

no con una revolución política,

sino reestructurando la economía mundial, y rápido.

Cambiando los combustibles fósiles

por las energías eólica, solar y geotérmica.

Hay que aumentar la eficiencia energética

de la economía, y pronto.

Ha dicho que un 1% de inversión en nuevas tecnologías

podría desempeñar un importante papel

para evitar algunos retos de seguridad.

Resulta que existen posibilidades,

que hay que investigar,

de contener físicamente el calentamiento

mediante una intervención directa en la atmósfera,

no como solución, sino como medida provisional.

Una medida para conseguir otra década

para rebajar las emisiones

sin rebasar el límite. El término correcto es geo-ingeniería.

Poner aerosoles en la estratosfera

para bloquear parte de la luz del sol,

y hacer más densas las nubes

sobre el océano con el mismo objetivo.

Son formas de enfrentarse al problema,

intervenciones físicas sencillas y directas

para mantener bajas las temperaturas,

mientras se trabaja en la agenda real

para dejar de quemar combustibles fósiles.

Porque es... Podríamos hacerlo al mismo tiempo,

pero llegados a este punto haría falta

un esfuerzo heroico para movernos lo bastante rápido

para evitar un aumento de dos grados.

Es posible, pero ¿creo en ello? Sí, y en Papá Noel también.

¿Existen soluciones

para la futura inseguridad alimentaria?

Existen tecnologías perfectamente disponibles,

guardadas en el armario,

listas para usar, que pueden

sustituir los combustibles fósiles

de los que dependemos para la energía.

No hacen falta nuevos inventos,

ni gastar dinero. No es eso.

Todavía le quedará dinero para tomarse

unas vacaciones. Súbase al tren.

Ha mencionado que tras su investigación

se siente vagamente optimista. ¿Por qué?

Más optimista que cuando la inicié,

esas fueron mis palabras,

que no es lo mismo que un optimismo desenfrenado.

Porque al empezar sabía que

se estaba produciendo un calentamiento,

sin ver que se hiciera nada realmente útil al respecto.

Quiero decir, desde que firmamos

los Acuerdos de Kioto en 1997

el crecimiento medio mundial

de emisiones anuales pasó del 1% al 3%.

No parece precisamente un progreso, ¿verdad?

Así que no se veía ninguna salida.

Yo no veía ninguna salida

y me temía lo peor. Bueno, seguramente

acabará ocurriendo gran parte de lo peor,

pero ahora, tras haber estado hablando

con los diseñadores de las tecnologías,

veo posibles salidas para

este problema que no suponen

pérdidas demasiado terribles.

Habrá pérdidas. Es demasiado tarde

para evitar todos los daños.

Existen tecnologías perfectamente disponibles

en el armario, listas para usar.

¿Cómo puede cambiar las cosas el hombre de la calle?

Tenemos que cambiar el sistema,

no con una revolución política,

sino reestructurando la economía mundial, y rápido.

Cambiando los combustibles fósiles

por las energías eólica, solar y geotérmica.

Hay que aumentar la eficiencia energética

de la economía, y pronto.

Ha dicho que un 1% de inversión en nuevas tecnologías

podría desempeñar un importante papel

para evitar algunos retos de seguridad.

Resulta que existen posibilidades,

que hay que investigar,

de contener físicamente el calentamiento

mediante una intervención directa en la atmósfera,

no como solución, sino como medida provisional.

Una medida para conseguir otra década

para rebajar las emisiones

sin rebasar el límite. El término correcto es geo-ingeniería.

Poner aerosoles en la estratosfera

para bloquear parte de la luz del sol,

y hacer más densas las nubes

sobre el océano con el mismo objetivo.

Son formas de enfrentarse al problema,

intervenciones físicas sencillas y directas

para mantener bajas las temperaturas,

mientras se trabaja en la agenda real

para dejar de quemar combustibles fósiles.

Porque es... Podríamos hacerlo al mismo tiempo,

pero llegados a este punto haría falta

un esfuerzo heroico para movernos lo bastante rápido

para evitar un aumento de dos grados.

Es posible, pero ¿creo en ello? Sí, y en Papá Noel también.

Compartir    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink