IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

Seguridad: ¿Todavía cosa de hombres?

Get the Flash Player to see this player.

¿Hasta qué punto las mujeres han logrado influir en la seguridad? ¿Qué avances se han producido en los últimos 10 años? Preguntamos a varias mujeres que han conseguido llegar a la cima cómo ven el papel de la mujer en la seguridad.

 Subtítulos: / NO

Ministra, usted es nueva en el cargo.

¿Qué puede aportar en este sentido a su función?

Me he sentado junto a los otros ministros de defensa.

Apenas hay unas pocas mujeres en la sala.

Al menos puedo asegurar que me reí

más fuerte que la mayoría de los hombres.

La verdad es que creo que es importante que analicemos

cómo lograr que la parte civil colabore con la parte militar

y ese es uno de los temas que he presentado.

Y creo que contemplarlo

con un enfoque holístico quizás sea

usar precisamente un enfoque femenino.

No hay muchas mujeres en el mundo

que sean ministro de defensa,

pero le aseguro que en todo momento,

desde el primer día, me he sentido

un colega más en la OTAN,

en la Unión Europea y también

en el Ministerio de Defensa.

Ministra Famero, usted ha trabajado

tanto en el sector privado como en el público.

¿En cuál de ellos se ha avanzado

más en la presencia de mujeres?

Mucha gente me hace esa pregunta, y yo diría

que la mujeres están bien representadas en ambos.

Y también podría añadir en el sector político.

Pero en ninguno de ellos encontrará

muchas mujeres en la cúspide.

Los partidos políticos

están afrontando este reto en Noruega

con la introducción de las cuotas.

Sabemos que tenemos que presionar

para tener mejores normativas

que ayuden a las mujeres que trabajan.

Por ejemplo yo, como Ministra de Defensa, tengo

exactamente los mismos problemas

que cualquier otra mujer

que realice una actividad profesional.

Necesitamos regulaciones que nos ayuden

a ser madres y trabajadoras.

Mis dificultades son idénticas a las de cualquier otra mujer.

Así que a veces resulta muy difícil ser una mujer trabajadora,

las 24 horas del día en una labor a tiempo completo.

Haciendo viajes al extranjero de tres o cuatro días.

En el colegio siempre llaman a mamá, nunca a su padre.

Estas reuniones de horas y horas interminables,

que las mujeres no haríamos.

Porque sabemos que el tiempo es oro,

que es importante para cualquier trabajo, cualquiera,

tanto si eres hombre como mujer,

para tener una vida completa.

Para así poder compatibilizar

la vida privada y la profesional.

Ministra, usted es nueva en el cargo.

¿Qué puede aportar en este sentido a su función?

Me he sentado junto a los otros ministros de defensa.

Apenas hay unas pocas mujeres en la sala.

Al menos puedo asegurar que me reí

más fuerte que la mayoría de los hombres.

La verdad es que creo que es importante que analicemos

cómo lograr que la parte civil colabore con la parte militar

y ese es uno de los temas que he presentado.

Y creo que contemplarlo

con un enfoque holístico quizás sea

usar precisamente un enfoque femenino.

No hay muchas mujeres en el mundo

que sean ministro de defensa,

pero le aseguro que en todo momento,

desde el primer día, me he sentido

un colega más en la OTAN,

en la Unión Europea y también

en el Ministerio de Defensa.

Ministra Famero, usted ha trabajado

tanto en el sector privado como en el público.

¿En cuál de ellos se ha avanzado

más en la presencia de mujeres?

Mucha gente me hace esa pregunta, y yo diría

que la mujeres están bien representadas en ambos.

Y también podría añadir en el sector político.

Pero en ninguno de ellos encontrará

muchas mujeres en la cúspide.

Los partidos políticos

están afrontando este reto en Noruega

con la introducción de las cuotas.

Sabemos que tenemos que presionar

para tener mejores normativas

que ayuden a las mujeres que trabajan.

Por ejemplo yo, como Ministra de Defensa, tengo

exactamente los mismos problemas

que cualquier otra mujer

que realice una actividad profesional.

Necesitamos regulaciones que nos ayuden

a ser madres y trabajadoras.

Mis dificultades son idénticas a las de cualquier otra mujer.

Así que a veces resulta muy difícil ser una mujer trabajadora,

las 24 horas del día en una labor a tiempo completo.

Haciendo viajes al extranjero de tres o cuatro días.

En el colegio siempre llaman a mamá, nunca a su padre.

Estas reuniones de horas y horas interminables,

que las mujeres no haríamos.

Porque sabemos que el tiempo es oro,

que es importante para cualquier trabajo, cualquiera,

tanto si eres hombre como mujer,

para tener una vida completa.

Para así poder compatibilizar

la vida privada y la profesional.

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink