IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

La economía mundial en 2011: ¿Sube o baja?

Get the Flash Player to see this player.

Los efectos de la recesión mundial se han dejado sentir en todos los terrenos. La defensa y la seguridad sufren las consecuencias de la crisis, y la situación no tiene visos de cambiar por ahora. ¿Existe alguna esperanza de mejora en 2011? Preguntamos a un experto del Fondo Monetario Internacional cómo podría reaccionar la economía.

 Subtítulos: / NO

Creo que la recuperación global avanza,

y lo que hemos visto en su desarrollo

es exactamente lo que esperábamos.

Pero esta recuperación es todavía muy frágil

y desequilibrada, y eso, por supuesto, no es lo que queremos.

Prevemos un 4,8 para este año y un 4,2 para el próximo.

Un crecimiento procedente sobre todo de economías emergentes y en desarrollo.

Esas economías han capeado la crisis bastante bien,

su actividad avanza y su crecimiento es firme,

frente a la lenta recuperación de las economías desarrolladas.

Dentro del FMI, una de las cosas que han surgido

en la reciente cumbre de sus dirigentes

ha sido el acuerdo sobre el cambio en los cupos

y los acuerdos de cupos dentro del FMI,

y ahora, por primera vez, vamos a ver a los BRIC

entre los 10 primeros países del FMI,

y creo que eso refleja el ascenso de su potencial económico

que hemos podido ver en los últimos tiempos.

Se ha hablado mucho sobre guerras de divisas,

pero prefiero considerarlo en términos quizás más simples.

La respuesta adecuada a la caída de la demanda es,

para muchos países, permitir que su divisa se revalúe.

Así que se trata sólo de un reajuste de tipos de cambio,

que a su vez forma parte del ajuste necesario

que tiene que producirse a nivel global.

Y es aún más importante

ocuparse de los problemas a medio y largo plazo.

Hablo del gasto en pensiones y de abordar algunos de estos temas,

y las reformas sociales pueden ayudar en ese sentido.

Hemos visto cómo la confianza de los consumidores

alcanza niveles muy altos en las economías emergentes,

y esas son las economías que lo están haciendo bien.

Es en muchas de las economías desarrolladas

donde hay problemas. Aunque estamos ya lejos del pozo

en el que nos encontrábamos en la época de crisis.

Pienso que la reactivación de la confianza de los consumidores

significa diferentes cosas en diferentes países.

Y creo que EEUU, en especial, vislumbra una estabilización

y un repunte del mercado inmobiliario que va a ser importante.

Soy optimista. Creo que la crisis ha mostrado muchos fallos

y agujeros en los marcos regulatorios,

en los sistemas financieros,

y en los sistemas económicos,

y que ahora la gente es consciente de ellos.

Y creo que, ahora que tenemos que afrontar esas tareas difíciles,

tenemos claro que no va a haber una solución rápida.

Creo que la recuperación global avanza,

y lo que hemos visto en su desarrollo

es exactamente lo que esperábamos.

Pero esta recuperación es todavía muy frágil

y desequilibrada, y eso, por supuesto, no es lo que queremos.

Prevemos un 4,8 para este año y un 4,2 para el próximo.

Un crecimiento procedente sobre todo de economías emergentes y en desarrollo.

Esas economías han capeado la crisis bastante bien,

su actividad avanza y su crecimiento es firme,

frente a la lenta recuperación de las economías desarrolladas.

Dentro del FMI, una de las cosas que han surgido

en la reciente cumbre de sus dirigentes

ha sido el acuerdo sobre el cambio en los cupos

y los acuerdos de cupos dentro del FMI,

y ahora, por primera vez, vamos a ver a los BRIC

entre los 10 primeros países del FMI,

y creo que eso refleja el ascenso de su potencial económico

que hemos podido ver en los últimos tiempos.

Se ha hablado mucho sobre guerras de divisas,

pero prefiero considerarlo en términos quizás más simples.

La respuesta adecuada a la caída de la demanda es,

para muchos países, permitir que su divisa se revalúe.

Así que se trata sólo de un reajuste de tipos de cambio,

que a su vez forma parte del ajuste necesario

que tiene que producirse a nivel global.

Y es aún más importante

ocuparse de los problemas a medio y largo plazo.

Hablo del gasto en pensiones y de abordar algunos de estos temas,

y las reformas sociales pueden ayudar en ese sentido.

Hemos visto cómo la confianza de los consumidores

alcanza niveles muy altos en las economías emergentes,

y esas son las economías que lo están haciendo bien.

Es en muchas de las economías desarrolladas

donde hay problemas. Aunque estamos ya lejos del pozo

en el que nos encontrábamos en la época de crisis.

Pienso que la reactivación de la confianza de los consumidores

significa diferentes cosas en diferentes países.

Y creo que EEUU, en especial, vislumbra una estabilización

y un repunte del mercado inmobiliario que va a ser importante.

Soy optimista. Creo que la crisis ha mostrado muchos fallos

y agujeros en los marcos regulatorios,

en los sistemas financieros,

y en los sistemas económicos,

y que ahora la gente es consciente de ellos.

Y creo que, ahora que tenemos que afrontar esas tareas difíciles,

tenemos claro que no va a haber una solución rápida.

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink