IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

El sueño nuclear de Obama: ¿Sí, podemos?

Get the Flash Player to see this player.

Intentar conseguir un mundo sin armas nucleares fue uno de los principales compromisos del Presidente Obama. La Revista de la OTAN analiza la importancia de este hecho, los obstáculos a afrontar y sus posibilidades de éxito.

 Subtítulos: / NO

Tengo un sueño...

...que mis cuatro hijos...

...vivirán un día en un país

en el cual no serán juzgados

por el color de su piel,

sino por los rasgos de su personalidad.

¡Hoy tengo un sueño!

¿Qué sería Norteamérica

sin un sueño?

Fue aquí, al final de este paseo, donde

Martin Luther King articuló su sueño.

En cierto modo

la elección de Barack Obama

supuso la encarnación de ese sueño

más de cuarenta años después.

El Presidente Obama tiene un nuevo sueño.

El sueño de un mundo sin armas nucleares.

Hoy declaro

con claridad y convicción,

el compromiso de EEUU de perseguir

la paz y seguridad en un mundo

sin armas nucleares.

¿Hasta qué punto es realista

y cuánto tardará en realizarse?

No hemos puesto una fecha límite

para la consecución del cero nuclear,

pero tenemos que seguir

persiguiendo ese objetivo.

Mientras un solo país tenga armamento

nuclear, otros lo querrán también.

El hemisferio sur está libre

de armas nucleares.

Si no los mares, sí al menos los continentes.

Nunca estaremos seguros

de que lo suprimamos totalmente

pero creo que debe

felicitarse a Obama

por ocuparse de esta cuestión

y sostenerla con tanta intensidad.

No sé si conseguirán

un éxito total. Ojalá sea así.

Al principio no invirtieron

demasiado dinero en ello.

Ahora están invirtiendo más.

Eso es actuar inteligentemente.

Uno de los elementos novedosos

de su enfoque

ha sido resaltar tanto las contradicciones

de los países con armas nucleares

como los de los estados

que quieren obtenerlas.

Ha reconocido que dar ejemplo

constituye la única política creíble.

Creo que Obama dijo

algo muy importante en El Cairo.

Dijo que ningún país

tenía el derecho de decidir

quién puede poseer

armamento nuclear.

Obama dijo: no, mi política es

que nadie debe tener armas nucleares.

Cuando me dirijo a Corea del Norte

le digo: nadie debe tenerlas.

Está abandonado el doble rasero.

Es un gran paso adelante.

Permítanme que hable claramente...

Otra cuestión es que apenas

ha habido ningún gran avance

en este campo durante diez años.

La administración Obama puso

fin a este periodo de letargo.

Durante los últimos...

... ocho años,

durante la administración Bush,

a algunos de los otros países nucleares

les resultaba muy fácil

parapetarse tras el gobierno de Washington,

que era quien decía que no,

y así no tenían que

enfrentarse al descontento

de los países no nucleares.

Hoy los papeles se han intercambiado.

Tenemos que marcar

unos cuantos tantos

si queremos mantener el impulso

del movimiento hacia

un mundo sin armas nucleares,

generado a partir de

la llegada del Presidente Obama

el año pasado,

tras una década de divagaciones

de la comunidad internacional.

Algunos temen que el cero global

pueda quedar en una visión idealista

en un futuro lejano en vez de un conjunto

de objetivos realistas a corto plazo.

Tenemos ese movimiento, el cero global,

que quiere centrarse en esa visión.

Pero sería bastante desafortunado

si el debate se centrara

en una visión que se cumpliría

dentro de varias décadas.

Hoy se trata del Tratado de Prohibición

Completa de Pruebas Nucleares y del START.

El Presidente Obama se ha asegurado

el apoyo de más de cuarenta países

en esta Cumbre sobre Seguridad Nuclear.

Se han comprometido a mantener

controlados los materiales nucleares

y garantizar que no caerán

en manos de terroristas.

Durante las semanas anteriores

se aseguró el apoyo de Rusia

a una reducción conjunta

de sus arsenales nucleares.

Otro lugar en el que se ha asegurado

suficiente apoyo para avanzar

es éste, el Congreso de EEUU.

Sin la ratificación por el Senado

del START y de los otros tratados

como el de Prohibición de Pruebas Nucleares,

no pueden producirse verdaderos avances.

Ahora mismo existe

una gran duda respecto a si

un tratado tan importante entre EEUU

y Rusia llegará a ser ratificado.

El año pasado, cuando Obama fue repitiendo

su discurso en Praga, Londres y El Cairo,

esperábamos que se produjera

la ratificación por parte del Senado de EEUU

del Tratado de Prohibición Total

de Pruebas Nucleares.

Ahora parece seguro que tampoco

el START será ratificado en este año.

Y respecto al Tratado de Prohibición

de Pruebas, está totalmente descartado.

Obama carece de

los votos necesarios.

El Presidente dedicó gran parte

de su primer año a los problemas internos.

Centrándose preferentemente en cuestiones

como la reforma del sistema sanitario.

Una vez conseguido, está volviendo

su atención a los problemas de política exterior

como Irán,

o los materiales nucleares.

Pero, ¿qué significa todo esto

para los votantes norteamericanos?

¿Les importa realmente? ¿Vale la pena

el dinero, tiempo y trabajo empleados?

Obama y su partido lo van a averiguar

en las próximas elecciones parciales.

Y con una oposición ruidosa

que ya se le está echando encima,

Obama sabe que reunir apoyos

y conseguir espacio de maniobra

puede ser una tarea difícil.

Soy consciente de que al Sr. Obama

quizás no le resulte fácil ir al Congreso

a decirle: les daremos

una garantía de seguridad

y les ofreceremos relaciones diplomáticas.

Tiene que enfrentarse a una opinión

muy conservadora, y eso no es fácil.

Se le echará la culpa

si Irán elige el mal camino,

como a cualquier otro presidente.

Y en mi opinión las apuestas

de que eso es justo lo que Irán

va a hacer, estarían 20 a 12.

Algunos ven los movimientos

de Obama como pasos positivos

que contribuyen a mejorar las condiciones

para avances incluso en otras áreas.

Si se consigue un cierto grado

de control de armamentos,

se puede iniciar un círculo virtuoso

en vez de uno vicioso.

Pero se necesita, fundamentalmente,

que las dos partes quieran

llegar a unas aguas más tranquilas

y a una reducción de armamentos.

Tengo un sueño...

...que mis cuatro hijos...

...vivirán un día en un país

en el cual no serán juzgados

por el color de su piel,

sino por los rasgos de su personalidad.

¡Hoy tengo un sueño!

¿Qué sería Norteamérica

sin un sueño?

Fue aquí, al final de este paseo, donde

Martin Luther King articuló su sueño.

En cierto modo

la elección de Barack Obama

supuso la encarnación de ese sueño

más de cuarenta años después.

El Presidente Obama tiene un nuevo sueño.

El sueño de un mundo sin armas nucleares.

Hoy declaro

con claridad y convicción,

el compromiso de EEUU de perseguir

la paz y seguridad en un mundo

sin armas nucleares.

¿Hasta qué punto es realista

y cuánto tardará en realizarse?

No hemos puesto una fecha límite

para la consecución del cero nuclear,

pero tenemos que seguir

persiguiendo ese objetivo.

Mientras un solo país tenga armamento

nuclear, otros lo querrán también.

El hemisferio sur está libre

de armas nucleares.

Si no los mares, sí al menos los continentes.

Nunca estaremos seguros

de que lo suprimamos totalmente

pero creo que debe

felicitarse a Obama

por ocuparse de esta cuestión

y sostenerla con tanta intensidad.

No sé si conseguirán

un éxito total. Ojalá sea así.

Al principio no invirtieron

demasiado dinero en ello.

Ahora están invirtiendo más.

Eso es actuar inteligentemente.

Uno de los elementos novedosos

de su enfoque

ha sido resaltar tanto las contradicciones

de los países con armas nucleares

como los de los estados

que quieren obtenerlas.

Ha reconocido que dar ejemplo

constituye la única política creíble.

Creo que Obama dijo

algo muy importante en El Cairo.

Dijo que ningún país

tenía el derecho de decidir

quién puede poseer

armamento nuclear.

Obama dijo: no, mi política es

que nadie debe tener armas nucleares.

Cuando me dirijo a Corea del Norte

le digo: nadie debe tenerlas.

Está abandonado el doble rasero.

Es un gran paso adelante.

Permítanme que hable claramente...

Otra cuestión es que apenas

ha habido ningún gran avance

en este campo durante diez años.

La administración Obama puso

fin a este periodo de letargo.

Durante los últimos...

... ocho años,

durante la administración Bush,

a algunos de los otros países nucleares

les resultaba muy fácil

parapetarse tras el gobierno de Washington,

que era quien decía que no,

y así no tenían que

enfrentarse al descontento

de los países no nucleares.

Hoy los papeles se han intercambiado.

Tenemos que marcar

unos cuantos tantos

si queremos mantener el impulso

del movimiento hacia

un mundo sin armas nucleares,

generado a partir de

la llegada del Presidente Obama

el año pasado,

tras una década de divagaciones

de la comunidad internacional.

Algunos temen que el cero global

pueda quedar en una visión idealista

en un futuro lejano en vez de un conjunto

de objetivos realistas a corto plazo.

Tenemos ese movimiento, el cero global,

que quiere centrarse en esa visión.

Pero sería bastante desafortunado

si el debate se centrara

en una visión que se cumpliría

dentro de varias décadas.

Hoy se trata del Tratado de Prohibición

Completa de Pruebas Nucleares y del START.

El Presidente Obama se ha asegurado

el apoyo de más de cuarenta países

en esta Cumbre sobre Seguridad Nuclear.

Se han comprometido a mantener

controlados los materiales nucleares

y garantizar que no caerán

en manos de terroristas.

Durante las semanas anteriores

se aseguró el apoyo de Rusia

a una reducción conjunta

de sus arsenales nucleares.

Otro lugar en el que se ha asegurado

suficiente apoyo para avanzar

es éste, el Congreso de EEUU.

Sin la ratificación por el Senado

del START y de los otros tratados

como el de Prohibición de Pruebas Nucleares,

no pueden producirse verdaderos avances.

Ahora mismo existe

una gran duda respecto a si

un tratado tan importante entre EEUU

y Rusia llegará a ser ratificado.

El año pasado, cuando Obama fue repitiendo

su discurso en Praga, Londres y El Cairo,

esperábamos que se produjera

la ratificación por parte del Senado de EEUU

del Tratado de Prohibición Total

de Pruebas Nucleares.

Ahora parece seguro que tampoco

el START será ratificado en este año.

Y respecto al Tratado de Prohibición

de Pruebas, está totalmente descartado.

Obama carece de

los votos necesarios.

El Presidente dedicó gran parte

de su primer año a los problemas internos.

Centrándose preferentemente en cuestiones

como la reforma del sistema sanitario.

Una vez conseguido, está volviendo

su atención a los problemas de política exterior

como Irán,

o los materiales nucleares.

Pero, ¿qué significa todo esto

para los votantes norteamericanos?

¿Les importa realmente? ¿Vale la pena

el dinero, tiempo y trabajo empleados?

Obama y su partido lo van a averiguar

en las próximas elecciones parciales.

Y con una oposición ruidosa

que ya se le está echando encima,

Obama sabe que reunir apoyos

y conseguir espacio de maniobra

puede ser una tarea difícil.

Soy consciente de que al Sr. Obama

quizás no le resulte fácil ir al Congreso

a decirle: les daremos

una garantía de seguridad

y les ofreceremos relaciones diplomáticas.

Tiene que enfrentarse a una opinión

muy conservadora, y eso no es fácil.

Se le echará la culpa

si Irán elige el mal camino,

como a cualquier otro presidente.

Y en mi opinión las apuestas

de que eso es justo lo que Irán

va a hacer, estarían 20 a 12.

Algunos ven los movimientos

de Obama como pasos positivos

que contribuyen a mejorar las condiciones

para avances incluso en otras áreas.

Si se consigue un cierto grado

de control de armamentos,

se puede iniciar un círculo virtuoso

en vez de uno vicioso.

Pero se necesita, fundamentalmente,

que las dos partes quieran

llegar a unas aguas más tranquilas

y a una reducción de armamentos.

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink