NATO REVIEW 2010
Edición 1: Seguridad marítima: ¿Hundirse o nadar?
Edición actual:
Proliferación nuclear: ¿A punto de brotar?
En el próximo número Visión desde Norteamérica
 Vídeos
 RSS
 Suscripción
Todos los archivos - Calendario
IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
© - Acerca de
  
 Suscripción
Proliferación nuclear: ¿A punto de brotar?
Hemos convivido durante generaciones con las armas nucleares. Ahora que el Presidente Obama propone su visión de un mundo sin ellas, la Revista de la OTAN examina cómo podría hacerse, los posibles riesgos y dónde se ubican las principales amenazas. En este número varios expertos internacionales debaten si el mundo llegará a ver el desarme nuclear total.
Intentar conseguir un mundo sin armas nucleares fue uno de los principales compromisos del Presidente Obama. La Revista de la OTAN analiza la importancia de este hecho, los obstáculos a afrontar y sus posibilidades de éxito.
¿Será 2010 el año decisivo para saber si podemos conseguir un mundo sin armas nucleares? Con tantas decisiones cruciales en la agenda ¿recordará la historia las decisiones adoptadas en 2010 como la clave principal del desarme nuclear?
Muchos creen que el caso de Irán pone a prueba la resolución de la comunidad internacional. Si se le permite tener armas nucleares, ¿no las podrá tener cualquiera? ¿Qué van a hacer, en este momento crucial, tanto Irán como los que intentan detenerle?
¿Llegarán a realizarse los ideales del TNP, o se irán quedando obsoletos? ¿Cómo puede imponer sus normativas, y ocuparse de los que las incumplen o de los actores no estatales? La Revista de la OTAN analiza cómo este tratado afronta el futuro.
¿Es cierto que la principal amenaza no reside en las armas nucleares sino en una bomba sucia terrorista - la explosión de materiales nucleares? Muchos lo creen así. Explicamos cuáles son los riesgos y cómo nos afectarían sus consecuencias.
Para asegurarnos de que los países y organizaciones no incumplen la normativa nuclear internacional, hace falta un vigilante: la Agencia Internacional de la Energía Atómica. Pero ¿tiene el dinero, el respeto y la libertad necesarios para realizar sus funciones?
¿Cuál es el papel de la OTAN en las cuestiones nucleares? ¿Qué opina la Alianza sobre los cambios de este año en el campo de la política nuclear, y cómo se reflejarán en su nuevo Concepto Estratégico?

Para la mayoría de las personas el 1 de Julio de 1968 es una fecha sin significado especial. Bobby Kennedy fue asesinado unas semanas antes, y poco tiempo después la Organización para la Liberación de Palestina secuestró su primer avión de El Al. En el Sureste Asiático rugía el conflicto de Vietnam y en agosto aparecería en Checoslovaquia un nuevo recordatorio de las diferencias de la guerra fría.

Estos sucesos acapararon los titulares de los periódicos y libros de historia, mientras recibía mucha menos atención, antes y ahora, la firma el 1 de julio de 1968 de un tratado que puede haber tenido una influencia más duradera que esos acontecimientos y muchos otros posteriores. Ese día el mundo inició su marcha hacia un planeta libre de armas atómicas con el Tratado de No Proliferación (NPT).

Actualmente el NPT es el tratado con más estados firmantes del mundo. Ha evitado que casi todos los países no nucleares se hicieran con esas armas, e impulsado su eliminación por parte de los países que las poseen.

Este año el tratado tiene aún más importancia por cuestiones como el programa nuclear iraní, los materiales nucleares no controlados y las nuevas reducciones de los arsenales atómicos, que han pasado a encabezar la agenda internacional.

Así que en el cuadragésimo aniversario del NPT (que entró en vigor en marzo de 1970) la Revista de la OTAN ha preguntado a diversos expertos cómo puede adaptarse este tratado a los cambios de los que quieren obtener armamento nuclear (como los grupos terroristas), si se pueden imponer sus reglas y si 2010 será un año clave en asuntos nucleares.

Paul King, Director