NATO REVIEW 2010
Edición 1: Seguridad marítima: ¿Hundirse o nadar?
Edición 2: Proliferación nuclear: ¿A punto de brotar?
Edición actual:
Fútbol: ¿sólo un deporte... o la guerra con un balón?
En el próximo número Visión desde Norteamérica
 Vídeos
 RSS
 Suscripción
Todos los archivos - Calendario
IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
© - Acerca de
  
 Suscripción
Fútbol: ¿sólo un deporte... o la guerra con un balón?
Mientras se juega el Campeonato Mundial de Sudáfrica, la Revista de la OTAN analiza las relaciones entre el deporte más universal -el fútbol- y la seguridad, los conflictos y la política. En este número se describen varios ejemplos destacados de ocasiones en las que el fútbol ha sido algo más que un deporte. Los entusiastas del fútbol y de la seguridad encontrarán historias fascinantes, y los que odien el fútbol podrán consolarse pensando que no habrá otro Mundial hasta dentro de cuatro años...
¿Puede usarse el fútbol para unir a la gente? ¿O como tapadera para intenciones criminales? La Revista de la OTAN examina cómo se ha usado el fútbol para ambos fines en todo el mundo, y analiza las diferentes posturas respecto a este deporte.
Tanto si se trata de guerras civiles, conflictos étnicos o tan sólo ocupaciones, el fútbol ha contribuido a resaltar o superar las diferencias, y a veces se ha usado como protesta. A continuación se presentan unos cuantos ejemplos.
Los vínculos del fútbol con la guerra y la paz se remontan casi a su mismo nacimiento. Esta selección de fotos muestra algunos de los momentos clave en los que la seguridad y el juego se superpusieron.
Los soldados británicos destacados en Afganistán han grabado un vídeo que muestra lo importante que es el Mundial para ellos. Encontraron tiempo entre operación y operación para enviar este mensaje a su selección.

"Aunque a veces se nos olvide, (el Mundial) es el mayor escenario del mundo". Todo un eslogan, pronunciado por el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mientras deseaba buena suerte a su selección en su visita a la Casa Blanca el pasado mes de mayo.

Actualmente se trata de un acontecimiento que pocos líderes pueden permitirse el lujo de ignorar. Puede atraer la atención del mundo entero hacia un país durante 90 minutos cruciales.

Pero este deporte no siempre ha representado una celebración: ha influido en el comienzo y el final de algunas guerras; ha servido para dividir a la gente, y también para unirla.

Y el Mundial constituye también un gran problema de seguridad, pues ofrece uno de los mayores y más destacados objetivos dentro del panorama mundial.

En este número analizamos cómo se han cruzado a lo largo del tiempo los caminos del fútbol y de la seguridad. Y aparecen conexiones interesantes, como saber cuál era el equipo que le gustaba a Osama ben Laden.

Paul King