Revista de la OTAN 2009
Edición 3: Ley, orden y elecciones en Afganistán
Edición 4: La crisis financiera: Cuánto cuesta la seguridad
Edición actual:
Terroristas y crimen organizado: ¿Sólo negocios?
En el próximo número ¿Cómo tiene que cambiar la OTAN?
 Vídeos
 RSS
 Subscripción
Todos los archivos - Calendario
IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
© - Acerca de
  
Terroristas y crimen organizado: ¿Sólo negocios?
Los grupos terroristas y el crimen organizado trabajan conjuntamente de forma habitual en muchos campos: falsificación, drogas, armas y delitos cibernéticos y financieros. Cada vez se vuelven más difusos los límites entre ambos grupos, que a menudo comparten técnicas, personal, conocimientos y actividades de financiación. La Revista de la OTAN pregunta a varios expertos de primera fila sobre cómo se ha producido este fenómeno y las consecuencias que conlleva.
La Revista de la OTAN analiza cómo trabajan de forma conjunta los grupos terroristas y el crimen organizado, y se plantea si realmente cabe hacer distinciones entre ellos.
El vídeo analiza la importancia de los puertos y mares ahora que el crimen organizado y los grupos terroristas mueven sus mercancías por todo el mundo.
La galería fotográfica muestra las actividades típicas del crimen organizado y algunos grupos terroristas: desde el tabaco a las tarjetas de crédito, y desde los delitos cibernéticos hasta la piratería.
En África Occidental la peligrosa mezcla de crimen organizado, grupos islamistas, intercambios comerciales y estados débiles, hace prosperar las amenazas contra la seguridad.
Gretchen Peters ha cubierto como periodista la información sobre Pakistán y Afganistán durante más de diez años. En este artículo sostiene que la mejor forma de luchar contra los talibanes y Al Qaeda consiste en privarles del dinero de la droga.
Hasta el Presidente estadounidense se ha referido a las guerras de la droga en México. Pero Sam Quinones, que vivió allí durante diez años, sostiene que este problema no tiene grandes implicaciones de seguridad para EEUU, al menos por el momento.

Cuando los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward investigaban el escándalo Watergate, su tristemente célebre informador "Garganta profunda", les dio un consejo muy sencillo: seguid al dinero.

Así lo hicieron, y el dinero les guió hasta origen del escándalo. Y este mismo método resulta igual de útil con el crimen organizado y los grupos terroristas. En esta edición de la Revista de la OTAN entrevistamos a los que "siguen al dinero" -entre ellos varios periodistas de investigación- para resaltar que el crimen organizado y los grupos terroristas se solapan a menudo en recursos humanos, objetivos, habilidades y actividades.

Quizás ya no sea correcto referirse a ellos como si fueran dos grupos diferentes y distinguibles. Incluso cuando pueda establecerse una distinción clara entre ellos, es posible que un grupo que empezó como banda terrorista acabe formando parte del crimen organizado.

Este hecho nos enfrenta a un grave reto: cómo garantizar que la lucha contra ambos tipos de grupos está tan integrada como sus actividades respectivas. El crimen tiene mucho de problema político, mientras que el terrorismo constituye una cuestión de seguridad más amplia. Permitir cualquier tipo de acercamiento entre ellos implica dar facilidades a los delincuentes.

A fin de cuentas, en todas las actividades criminales está presente el dinero, sea como finalidad o como medio para alcanzarla.

Y en este campo es posible que resulte cierto el viejo dicho de que "la avaricia es la madre de todos los males".

Paul King