Llegar a la sociedad - la genialidad de lo simple (1ª parte)

Get the Flash Player to see this player.

Transmitir el mensaje: Vídeo 1

El nuevo Concepto Estratégico no sólo implica cambiar la OTAN, sino también la percepción que existe de la Alianza, y para ello hará falta mejorar la comunicación. En esta sección se exponen algunos de los retos a abordar y lo que se está haciendo para superarlos.

 Subtítulos: / NO

Transmitir el mensaje

El nuevo Concepto Estratégico no sólo implica cambiar la OTAN, sino también la percepción que existe de la Alianza, y para ello hará falta mejorar la comunicación. En esta sección se exponen algunos de los retos a abordar y lo que se está haciendo para superarlos.

Si quieres comunicar con éxito,

y conseguir transmitir tu mensaje, antes tienes que escuchar.

En los últimos tres años hemos intentado mejorar nuestra capacidad de escuchar.

Explicar el Concepto Estratégico implica explicar hacia dónde va la OTAN

pero también representa una magnífica oportunidad de definir

qué es y qué hace la OTAN en el siglo XXI.

Cuando crecí y desperté al mundo y alguien mencionó la OTAN,

yo ya conocía su significado: la defensa contra una amenaza identificable.

Necesitamos que en el siglo XXI vuelva a existir la consciencia

de para qué sirve la OTAN en un entorno

tan complejo y diferente.

Todo lo que hace la OTAN

resulta automáticamente sospechoso en muchos países europeos.

Y lleva tiempo convencer a la gente de que no es así.

Debería ocurrir justo lo contrario.

Desechar los mensajes obsoletos podría marcar la diferencia.

Esta es la primera vez en toda mi carrera

en la que veo más gente en el auditorio que en el estrado.

Y me alegro de que sea así.

El motivo de que nos concentremos en que el nuevo Concepto Estratégico

sea conciso y fácil de digerir, es muy simple.

La OTAN tiene un problema de relaciones públicas.

Cada vez menos ciudadanos de los países miembros entienden

el propósito al que sirve la Alianza.

Nos ocupamos de tantas cosas diferentes que no es fácil describir

lo que es y hace la OTAN, y por eso

obtenemos un apoyo tan bajo de la opinión pública

al gasto en defensa y a las misiones que realiza la OTAN.

Nuestro electorado, nuestro pueblo, al votar

nos da el mandato de decidir sobre el uso de la fuerza.

Y existe poca comprensión, poca visión compartida....

sobre lo que la OTAN hará o no hará.

Eso ocurría con el antiguo Concepto, tan largo y prolijo,

por eso la idea es que el nuevo sea un instrumento para que

los gobiernos restablezcan la reputación de la OTAN ante el público.

La tarea de implicar a la opinón pública ya está en marcha.

Pretendo que sea el proceso de consultas

más abierto e incluyente de la historia de la OTAN

e, incluso, de la historia de las organizaciones internacionales.

Ya ha representado una sorpresa

y muestra la clara intención de que el nuevo Concepto Estratégico

llegue a la opinión pública, más que cualquier otro documento de la OTAN.

Entre otras cosas porque no todos los Aliados saben explicar

eficientemente a su población la necesidad de la seguridad y defensa.

Sé que no basta con la retórica. Tenemos que cumplir.

Eso implica apoyo político, y muy amplio, en casa.

Y creo que en sentido no nos ha ido demasiado bien.

No puedes delegar en la OTAN, en su división de diplomacia pública

o en su revista, la tarea de conseguir el apoyo de tu opinión pública.

Los demás pueden ayudar, pero el requisito básico

de explicar a la gente que la seguridad es importante, la defensa necesaria,

y las relaciones transatlánticas son la clave de nuestra seguridad y defensa...

Es una tarea que debe llevar a cabo cada gobierno.

Esta es la gran oportunidad,

para que la gente, los ciudadanos, los votantes y los responsables políticos,

entiendan que aquí existe un interés superior.

La OTAN constituye el cimiento

de la defensa de la civilización de Europa Occidental.

Lo que puede ofrecer el Concepto Estratégico, o sus redactores,

es un documento conciso, comprensible y emotivo,

que los países miembros puedan trasladar a su opinión pública

y decir: En esto consiste la Alianza.

En la redacción del Concepto Estratégico participan expertos externos

que saben que poseer una estrategia clara

puede afectar a todo, desde los presupuestos hasta Afganistán.

Tenemos que dejar lo más claro posible nuestro consejo final:

Estas son las amenazas, esta es la forma de pensar de la OTAN.

Y si el público entiende eso,

también entenderá que se necesitan recursos para ello.

Es decir, presupuestos, equipos, etc.

Y si la gente comprende la importancia de esta Alianza

y de lo que estamos haciendo en Afganistán,

entonces será más probable que obtengamos el apoyo del público.

Existen incertidumbres.

Ese es uno de los motivos de que estemos meditando y analizando

la estrategia a utilizar en Afganistán, y el rumbo a tomar

para poder explicar mejor a la gente por qué tenemos que continuar,

y la importancia del éxito para la seguridad de los países de la OTAN.

Lo mismo se puede aplicar a la OTAN.

Y, por último, está claro que los países que vigilan de cerca

la OTAN y sus operaciones observarán con el mismo detenimiento

su nuevo Concepto Estratégico.

Por supuesto que lo leerán en Moscú y en la mayoría de los países islámicos,

pero creo que si dejas muy claras tus intenciones

resultarás más elegible como socio para esos países

porque saben de qué estás hablando,

lo que pretendes, así que, efectivamente, también va dirigido a ellos

y creo que van a sentir un enorme interés.

Si quieres comunicar con éxito,

y conseguir transmitir tu mensaje, antes tienes que escuchar.

En los últimos tres años hemos intentado mejorar nuestra capacidad de escuchar.

Explicar el Concepto Estratégico implica explicar hacia dónde va la OTAN

pero también representa una magnífica oportunidad de definir

qué es y qué hace la OTAN en el siglo XXI.

Cuando crecí y desperté al mundo y alguien mencionó la OTAN,

yo ya conocía su significado: la defensa contra una amenaza identificable.

Necesitamos que en el siglo XXI vuelva a existir la consciencia

de para qué sirve la OTAN en un entorno

tan complejo y diferente.

Todo lo que hace la OTAN

resulta automáticamente sospechoso en muchos países europeos.

Y lleva tiempo convencer a la gente de que no es así.

Debería ocurrir justo lo contrario.

Desechar los mensajes obsoletos podría marcar la diferencia.

Esta es la primera vez en toda mi carrera

en la que veo más gente en el auditorio que en el estrado.

Y me alegro de que sea así.

El motivo de que nos concentremos en que el nuevo Concepto Estratégico

sea conciso y fácil de digerir, es muy simple.

La OTAN tiene un problema de relaciones públicas.

Cada vez menos ciudadanos de los países miembros entienden

el propósito al que sirve la Alianza.

Nos ocupamos de tantas cosas diferentes que no es fácil describir

lo que es y hace la OTAN, y por eso

obtenemos un apoyo tan bajo de la opinión pública

al gasto en defensa y a las misiones que realiza la OTAN.

Nuestro electorado, nuestro pueblo, al votar

nos da el mandato de decidir sobre el uso de la fuerza.

Y existe poca comprensión, poca visión compartida....

sobre lo que la OTAN hará o no hará.

Eso ocurría con el antiguo Concepto, tan largo y prolijo,

por eso la idea es que el nuevo sea un instrumento para que

los gobiernos restablezcan la reputación de la OTAN ante el público.

La tarea de implicar a la opinón pública ya está en marcha.

Pretendo que sea el proceso de consultas

más abierto e incluyente de la historia de la OTAN

e, incluso, de la historia de las organizaciones internacionales.

Ya ha representado una sorpresa

y muestra la clara intención de que el nuevo Concepto Estratégico

llegue a la opinión pública, más que cualquier otro documento de la OTAN.

Entre otras cosas porque no todos los Aliados saben explicar

eficientemente a su población la necesidad de la seguridad y defensa.

Sé que no basta con la retórica. Tenemos que cumplir.

Eso implica apoyo político, y muy amplio, en casa.

Y creo que en sentido no nos ha ido demasiado bien.

No puedes delegar en la OTAN, en su división de diplomacia pública

o en su revista, la tarea de conseguir el apoyo de tu opinión pública.

Los demás pueden ayudar, pero el requisito básico

de explicar a la gente que la seguridad es importante, la defensa necesaria,

y las relaciones transatlánticas son la clave de nuestra seguridad y defensa...

Es una tarea que debe llevar a cabo cada gobierno.

Esta es la gran oportunidad,

para que la gente, los ciudadanos, los votantes y los responsables políticos,

entiendan que aquí existe un interés superior.

La OTAN constituye el cimiento

de la defensa de la civilización de Europa Occidental.

Lo que puede ofrecer el Concepto Estratégico, o sus redactores,

es un documento conciso, comprensible y emotivo,

que los países miembros puedan trasladar a su opinión pública

y decir: En esto consiste la Alianza.

En la redacción del Concepto Estratégico participan expertos externos

que saben que poseer una estrategia clara

puede afectar a todo, desde los presupuestos hasta Afganistán.

Tenemos que dejar lo más claro posible nuestro consejo final:

Estas son las amenazas, esta es la forma de pensar de la OTAN.

Y si el público entiende eso,

también entenderá que se necesitan recursos para ello.

Es decir, presupuestos, equipos, etc.

Y si la gente comprende la importancia de esta Alianza

y de lo que estamos haciendo en Afganistán,

entonces será más probable que obtengamos el apoyo del público.

Existen incertidumbres.

Ese es uno de los motivos de que estemos meditando y analizando

la estrategia a utilizar en Afganistán, y el rumbo a tomar

para poder explicar mejor a la gente por qué tenemos que continuar,

y la importancia del éxito para la seguridad de los países de la OTAN.

Lo mismo se puede aplicar a la OTAN.

Y, por último, está claro que los países que vigilan de cerca

la OTAN y sus operaciones observarán con el mismo detenimiento

su nuevo Concepto Estratégico.

Por supuesto que lo leerán en Moscú y en la mayoría de los países islámicos,

pero creo que si dejas muy claras tus intenciones

resultarás más elegible como socio para esos países

porque saben de qué estás hablando,

lo que pretendes, así que, efectivamente, también va dirigido a ellos

y creo que van a sentir un enorme interés.

Vídeos de Transmitir el mensaje:

1. Llegar a la sociedad - la genialidad de lo simple (1ª parte)

2. Llegar a la sociedad - la genialidad de lo simple (2ª parte)

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink