IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUBSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  

Bajo el hielo del mundo...

La importancia del Polo Norte

Get the Flash Player to see this player.

La Revista de la OTAN examina los motivos por los que el Polo Norte se ha convertido en una zona de interés prioritario: los cambios que afectan a la búsqueda de petróleo y gas natural, la aparición de nuevas rutas marítimas y el efecto sobre la pesca y el medio ambiente. Y analiza los posibles efectos políticos de todo ello. El vídeo nos ofrece diversas entrevistas con personalidades de la política, la ciencia y el estamento militar de la Alianza.

Duración del vídeo: 15 minutos

 Subtítulos: Activar / Desactivar

PAUL KING (Director de la Revista de la OTAN): El Polo Norte.

Un lugar sin parangón sobre la Tierra.

Aquí el cambio climático avanza al doble de velocidad que en el resto del mundo.

Según aumentan las emisiones de carbono, el hielo se va fundiendo.

Eso provoca que se refleje menos calor solar,

con lo que la Tierra se calienta aún más.

El Polo Norte es uno de los mejores indicadores de lo que le está ocurriendo a la Tierra,

y los cambios que en él se están produciendo tendrán gravísimas consecuencias.

ALMIRANTE GIAMPAOLO DI PAOLA (Presidente del Comité Militar de la OTAN): En cierto modo,

se trata de un cambio revolucionario, que podría producirse en el Polo Norte.

SØREN GADE (Ministro de Defensa de Dinamarca): El Polo Norte ha entrado ya en la agenda mundial,

pero en pocos años podría escalar puestos dentro de ella.

SIN IDENTIFICAR: Las fuerzas especiales están estableciendo puestos de observación y de ametralladoras.

KING: Por ahora pocas personas relacionarían

lo que ocurre en el Polo Norte y noticias como esta.

SIN IDENTIFICAR: Pero nadie sabe si los piratas atacarán, ni cuándo lo harán.

SIN IDENTIFICAR: Estos hombres pertenecen a la versión holandesa del SAS.

Están entrenados para participar en operaciones antiterroristas.

Y ahora se están preparando para combatir a los piratas somalíes.

KING: La fusión de los hielos está permitiendo que se abran nuevas rutas marítimas en el Ártico.

Lo que les permitirá evitar mares infestados de piratas.

SIN IDENTIFICAR: ...en la fragata De Ruyter frente a las costas de Somalia.

SIN IDENTIFICAR: Más del 80 por ciento de gas natural ruso se exporta a...

KING: También habría poca gente capaz de ver una conexión directa con esta noticia.

SIN IDENTIFICAR: Y en el día más frío del invierno tres de ellos están prácticamente cerrados.

Así que el suministro a Bosnia se ha reducido en un 25 por ciento; el de Rumanía un 75 por ciento;

y aquí en Austria la reducción es del 90 por ciento.

KING: Pero algunos países creen que bajo el hielo ártico que se está fundiendo existen...

enormes yacimientos de petróleo y gas.

Si eso es cierto, el paisaje energético europeo podría cambiar radicalmente.

El Dr. Arni Snorasson es el director del Servicio Meteorológico de Islandia.

Ha podido ver en persona los efectos del cambio climático.

DR. ARNI SNORASSON (Director del Servicio Meteorológico de Islandia): Existen muchas zonas

en los que pueden apreciarse cambios.

Creo que los más permanentes son los producidos en los glaciares.

El mayor glaciar de Europa, de 10.000 kilómetros cuadrados, está en Islandia

y tenemos pruebas muy fiables de que se ha ido reduciendo muy rápidamente en los últimos diez años.

Muchos de los glaciares árticos han retrocedido centenares de metros en los últimos años.

Y su masa probablemente se haya reducido un cinco o diez por ciento.

KING: Una de las cuestiones claves a determinar en el Polo Norte se refiere al mar.

Ahora mismo existe una enorme masa de hielo alrededor del Polo, que se está derritiendo con rapidez.

Cuando se convierta en un mar, en un mar navegable, ¿a quién pertenecerá?

Por ahora la principal referencia legal es la Ley del Mar de las Naciones Unidas,

que determina que la jurisdicción de un país abarca 200 kilómetros desde su línea de costa.

Pero lo que ocurre con el resto del mar sigue sin quedar determinado.

Comprensiblemente, gran parte del nuevo interés que despierta el Polo Norte

se refiere a los posibles yacimientos de gas y petróleo.

Situados bajo lo que antes era una capa de hielo impenetrable,

estos posibles yacimientos han despertado un enorme interés respecto a la región.

SØREN GADE (Ministro de Defensa danés): Debido a que podría haber

mucho petróleo en la zona, todos los países manifiestan un gran interés sobre el asunto,

porque uno puede considerarse rico si de verdad existe una gran cantidad de petróleo

que te pertenece y deseas explotar.

A lo mejor no ahora mismo, con el barril a 40 dólares, pero a 140 podría valer la pena.

KING: Pero esos yacimientos son simples estimaciones. Aunque existan,

harían falta nuevas tecnologías y métodos de extracción para poder explotarlos.

SNORASSON: Sí, representa un problema tecnológico de envergadura,

pero la retirada del hielo aumentaría las oportunidades, por supuesto.

KING: Gran parte del debate sobre la energía aquí en el Polo Norte

se centra en los posibles yacimientos bajo el hielo que se está fundiendo.

Que podrían representar un 20 por ciento de los yacimientos mundiales de gas y petróleo aún sin descubrir.

La misma Islandia ha comenzado hace poco a buscar petróleo en sus costas septentrionales.

Pero la situación energética es mucho más complicada.

Al ir fundiéndose los casquetes polares habrá más agua

que podría usarse para producir energía hidroeléctrica.

El cambio en las costumbres migratorias de los peces aumentaría las posibilidades de la biomasa.

Y la pesca es otro de los campos que se ven afectados por el cambio climático,

lo que podría tener también consecuencias políticas y económicas.

JÓHANN SIGURJÓNSSON (Director General del Instituto de Investigaciones Marinas de Islandia):

Hemos comprobado que las especies pelágicas cambian de caladeros según cambian las condiciones

Y estas especies pelágicas muestran lo que puede provocar el cambio climático.

Cualquier especie que ahora pueble los mares islandeses podría ir desapareciendo gradualmente

en los próximos años por los cambios en su comportamiento migratorio.

KING: Quizás algunos crean que los conflictos sobre derechos pesqueros son algo secundario

en comparación con los restantes problemas de la zona. Pero se equivocan.

Las desavenencias sobre derechos de pesca provocaron grandes conflictos en el pasado,

y otros de menor gravedad siguen pendientes.

Y en ocasiones las partes enfrentadas son países amigos.

El problema a la hora de decidir sobre estos derechos reside en el método a usar.

Hay países que están a favor de marcar zonas.

Esto significa que se les asigna un área geográfica para pescar.

Pero a causa del cambio climático los hábitos migratorios de los peces

van evolucionando, así que quizás el próximo año no haya peces en las zonas asignadas.

Otros países son partidarios de las cuotas pesqueras históricas.

Según eso si ellos han mantenido un cierto volumen de capturas en el pasado,

se les debe garantizar un volumen similar en el futuro.

El problema de este método es que algunos países intentan

capturar tanto como sea posible, lo que provoca la sobreexplotación de los caladeros,

que puede desembocar en la extinción de la especie.

Otro reto, y a la vez posible oportunidad, para la región

es la forma de aprovechar las nuevas rutas marítimas más cortas que se están abriendo.

GENERAL JOHN CRADDOCK (Comandante Supremo Aliado de la OTAN en Europa):

La ventaja que aportan estas nuevas rutas es que gracias a su menor longitud

atraerán a las líneas navieras y las flotas mercantes del mundo entero,

lo que resultará beneficioso tanto para la OTAN como para Rusia,

así que esto tendrá un efecto global con ámbito y alcance globales.

KING: Al fundirse el hielo aparecen nuevas rutas marítimas, y eso

tiene un importancia enorme para las compañías navieras.

Podrían reducir a la mitad, o incluso más, la longitud de algunas de sus rutas.

Pero también se plantean dudas. ¿Qué barcos pueden usar qué rutas?

¿Quién paga a quién? Y ¿quién se ocupa cuando se produzca un accidente?

Estos ejemplos ilustran perfectamente la necesidad de que tanto militares como civiles

trabajen conjuntamente para abordar los nuevos problemas del Polo Norte.

JONAS GAHR STØRE (Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega): Ninguno de esos retos

es exclusivamente militar. Son a la vez civiles y militares.

Así que tenemos que evaluar nuestras capacidades,

tanto civiles como militares.

Por ejemplo, en lo relativo a la vigilancia

que se necesita para gestionar las grandes áreas oceánicas que se están abriendo,

no podemos basarnos tan sólo en la militar, hemos de usar también capacidades civiles,

como la vigilancia meteorológica, por ejemplo. Hay que combinarlas.

CRADDOCK: Creo que existen dos posibles campos de cooperación.

Uno es la cooperación interna, dentro de la Alianza,

a desarrollar entre países desde un punto de vista militar.

El otro campo es mucho más amplio,

y consiste en la cooperación entre las actividades marítimas civiles y militares,

y creo que ahí es donde podemos encontrar grandes oportunidades futuras.

KING: Probablemente la cooperación más importante sea la científica.

ALMIRANTE GIAMPAOLO DI PAOLA (Presidente del Comité Militar de la OTAN):

La ciencia puede contribuir a presentar en sus justos términos la naturaleza de estos cambios.

Si ocurre de verdad lo que algunos anuncian, se producirán cambios físicos de gran trascendencia,

con sus correspondientes efectos políticos.

STØRE: La ciencia resulta esencial, por eso cuando se plantea cómo explorar los recursos energéticos me pregunto

si tenemos el conocimiento necesario desde el punto de vista de la seguridad para movernos en un terreno tan nuevo.

En mi opinión se trata de región de la que desconocemos muchas cosas.

KING: Pero la cooperación científica no es suficiente por sí sola. Hay que seguir invirtiendo

para investigar y comprender lo que está ocurriendo en el Polo Norte.

SNORASSON: Yo, por ejemplo, he estado dirigiendo un proyecto hidrológico sobre el Ártico

para monitorizar su evolución desde el punto de vista hidrológico.

Y resulta evidente que los sistemas operativos y de observación actuales ya no son suficientes.

Ni siquiera son suficientes para los problemas más inmediatos.

Y creo que se podría decir lo mismo de muchas observaciones científicas.

No tienen suficiente capacidad para una verdadera evaluación

de los cambios que se acaban de producir.

KING: Pero para conseguir una mayor comprensión de los hechos

habrá que superar el obstáculo de los intereses nacionales.

SNORASSON: Siempre resulta difícil obtener información

de las autoridades nacionales, sobre todo sobre recursos o cuestiones relacionadas con ellos.

KING: Y los intereses nacionales no sólo afectan al ámbito científico.

También afectan al militar.

CRADDOCK: Tenemos que hacer inventario y decidir qué es lo que tenemos que hacer,

qué es lo que podemos pedir que se haga, y después debemos replantear la cuestión y preguntarnos,

¿son adecuados los recursos que va a tener la OTAN a su disposición?

Porque si el país X tiene diez y compromete sólo cinco, significa que tiene algún tipo de interés propio

que quiere atender antes de aportar a la Alianza el resto de sus recursos.

KING: Lo que ocurre en el Polo Norte no afecta tan sólo a esa zona.

El efecto de los cambios se dejará sentir en todo el planeta.

Muchos comentaristas señalan que los problemas del Polo Norte no son asuntos exclusivamente árticos

o que sólo afecten a los cinco países que bordean la región. Se trata de cuestiones globales.

Basta con observar el interés que despierta lo que está ocurriendo aquí.

El interés de países como China, Japón e incluso India.

Parte de la tecnología que se usa ahora mismo en el Ártico

proviene de países como Corea del Sur.

Islandia constituye un ejemplo excelente del carácter global de las cuestiones de la zona.

Aquí entran en contacto las placas tectónicas europea y norteamericana.

Eso significa que ahora mismo estoy en Europa – y ahora en América del Norte.

¿Se da cuenta de que el Polo Norte constituye un problema global?

STØRE: Una buena observación. El Consejo del Ártico reúne a los estados costeros del Ártico,

además de Finlandia, Suecia e Islandia.

Pero las cuestiones pendientes en la región tienen un carácter global, como bien ha dicho.

Eso es lo que resulta fascinante de todo esto.

Aquí en la OTAN decimos que la seguridad en indivisible.

Se trata de un concepto principalmente geográfico, que implica que en asuntos de seguridad todos viajamos en el mismo barco.

Pero creo que no contemplamos la indivisibilidad de la seguridad desde el punto de vista temático.

El calentamiento global demuestra hasta qué punto dependemos unos de otros, sin que importe en qué parte del mundo se esté.

DI PAOLA: Por un lado parece correcto que la OTAN determine cuál es su papel en lo relativo a ese problema global.

Pero, por otro lado, si nos centramos demasiado en la Alianza corremos el riesgo

de provocar un problema entre la OTAN y Rusia, y por tanto una especie de amenaza militar, o de seguridad.

Así que tenemos que incluir a otros, ampliar la cuestión, porque si incluimos a Rusia,

a China, a Japón, a Corea, a India

en seguida quedará claro para todos que

no se trata de una confrontación entre la OTAN y Rusia en el Norte, similar a la ocurrida en otras partes del mundo.

KING: A pesar de algunos titulares, la cooperación en el Polo Norte

entre Rusia y los países de la OTAN ha sido relativamente buena.

Por ejemplo, en julio de 2008 las marinas de Noruega y Rusia

llevaron a cabo un ejercicio conjunto de rescate submarino en el mar del Norte.

STØRE: Lo que tenemos que hacer es reconocer que vivimos en una época diferente,

en la que muchos de los riesgos que tenemos que afrontar

no son exclusivos de ningún país, ni tampoco de los militares.

Se trata de retos cívico-militares y plurinacionales, y desde el punto de vista noruego,

para la mayoría de ellos Rusia es parte de la solución, no del problema.

CRADDOCK: La cooperación entre militares de la OTAN y Rusia en todo tipo de temas

es algo importante. Este es uno de los aspectos a tener en cuenta.

Por supuesto que hemos ido adquiriendo una enorme experiencia con el paso de los años,

y cuando contemos con los recursos políticos necesarios para seguir avanzando en las cooperación estrictamente militar,

especialmente en este campo, estaremos más que dispuestos a ello.

KING: Pero resulta difícil pasar por alto el telón de fondo de la intervención rusa en el Polo Norte.

Han plantado su bandera en el lecho marino del Polo,

y está claro que tienen sus propios intereses respecto a la región.

DI PAOLA: ¿Cuáles son los intereses rusos?

Bueno, sus intereses son idénticos a los de los demás.

En realidad se trata de la forma de tratar esos intereses, no de que estos sean distintos a los del resto de países.

STØRE: Mantienen una fuerte capacidad en el norte. Siempre la han tenido. Una capacidad estratégica.

Ahora están modernizando su flota y su aviación, y reanudando sus actividades.

No creemos que esto esté en principio dirigido contra

un país o grupo de países en concreto.

Pero para Rusia constituye una forma de recuperar su presencia.

Tenemos que seguir esa cuestión con mucho cuidado, y reaccionar de forma adecuada.

Evitando una espiral que pueda desembocar en un posible enfrentamiento militar

porque no existen soluciones militares para los retos que afrontamos,

y estoy totalmente convencido de que los objetivos que Rusia quiere conseguir

en su parte del Ártico se beneficiarán de la cooperación y la ausencia de tensiones.

CRADDOCK: En el Ártico se puede llegar a acuerdos y compromisos que no tengan ningún tipo

de puntos negros, y creo que todos somos conscientes de ello.

Ahí está la clave de la cuestión. Como ya he mencionado, no tenemos que estar en todas partes,

pero sí que nos gustaría saber que está ocurriendo en todas partes.

KING: En lo referente al Polo Norte aún hay posturas, hechos y cifras que siguen sin estar claros,

pero parece que todo el mundo está de acuerdo al menos en una cosa.

Todos esperan llegar a una solución que sea como nuestra Laguna Azul,

completamente natural y beneficiosa para todos.

DI PAOLA: Lo que tenemos que evitar es adoptar

posturas militares en el Ártico. Y tenemos que evitar actuaciones del tipo, mira

lo que están haciendo esos, así que yo también voy a hacer lo mismo,

lo que acaba provocando una reacción, una escalada, y antes de que puedas darte cuenta

te encuentras con un enfrentamiento de navíos armados. Eso no es lo que necesitamos.

STØRE: El reto, volviendo al principio de todo esto,

es que este es el mejor momento para discutir sobre el Polo Norte con el mínimo de tensión posible.

PAUL KING (Director de la Revista de la OTAN): El Polo Norte.

Un lugar sin parangón sobre la Tierra.

Aquí el cambio climático avanza al doble de velocidad que en el resto del mundo.

Según aumentan las emisiones de carbono, el hielo se va fundiendo.

Eso provoca que se refleje menos calor solar,

con lo que la Tierra se calienta aún más.

El Polo Norte es uno de los mejores indicadores de lo que le está ocurriendo a la Tierra,

y los cambios que en él se están produciendo tendrán gravísimas consecuencias.

ALMIRANTE GIAMPAOLO DI PAOLA (Presidente del Comité Militar de la OTAN): En cierto modo,

se trata de un cambio revolucionario, que podría producirse en el Polo Norte.

SØREN GADE (Ministro de Defensa de Dinamarca): El Polo Norte ha entrado ya en la agenda mundial,

pero en pocos años podría escalar puestos dentro de ella.

SIN IDENTIFICAR: Las fuerzas especiales están estableciendo puestos de observación y de ametralladoras.

KING: Por ahora pocas personas relacionarían

lo que ocurre en el Polo Norte y noticias como esta.

SIN IDENTIFICAR: Pero nadie sabe si los piratas atacarán, ni cuándo lo harán.

SIN IDENTIFICAR: Estos hombres pertenecen a la versión holandesa del SAS.

Están entrenados para participar en operaciones antiterroristas.

Y ahora se están preparando para combatir a los piratas somalíes.

KING: La fusión de los hielos está permitiendo que se abran nuevas rutas marítimas en el Ártico.

Lo que les permitirá evitar mares infestados de piratas.

SIN IDENTIFICAR: ...en la fragata De Ruyter frente a las costas de Somalia.

SIN IDENTIFICAR: Más del 80 por ciento de gas natural ruso se exporta a...

KING: También habría poca gente capaz de ver una conexión directa con esta noticia.

SIN IDENTIFICAR: Y en el día más frío del invierno tres de ellos están prácticamente cerrados.

Así que el suministro a Bosnia se ha reducido en un 25 por ciento; el de Rumanía un 75 por ciento;

y aquí en Austria la reducción es del 90 por ciento.

KING: Pero algunos países creen que bajo el hielo ártico que se está fundiendo existen...

enormes yacimientos de petróleo y gas.

Si eso es cierto, el paisaje energético europeo podría cambiar radicalmente.

El Dr. Arni Snorasson es el director del Servicio Meteorológico de Islandia.

Ha podido ver en persona los efectos del cambio climático.

DR. ARNI SNORASSON (Director del Servicio Meteorológico de Islandia): Existen muchas zonas

en los que pueden apreciarse cambios.

Creo que los más permanentes son los producidos en los glaciares.

El mayor glaciar de Europa, de 10.000 kilómetros cuadrados, está en Islandia

y tenemos pruebas muy fiables de que se ha ido reduciendo muy rápidamente en los últimos diez años.

Muchos de los glaciares árticos han retrocedido centenares de metros en los últimos años.

Y su masa probablemente se haya reducido un cinco o diez por ciento.

KING: Una de las cuestiones claves a determinar en el Polo Norte se refiere al mar.

Ahora mismo existe una enorme masa de hielo alrededor del Polo, que se está derritiendo con rapidez.

Cuando se convierta en un mar, en un mar navegable, ¿a quién pertenecerá?

Por ahora la principal referencia legal es la Ley del Mar de las Naciones Unidas,

que determina que la jurisdicción de un país abarca 200 kilómetros desde su línea de costa.

Pero lo que ocurre con el resto del mar sigue sin quedar determinado.

Comprensiblemente, gran parte del nuevo interés que despierta el Polo Norte

se refiere a los posibles yacimientos de gas y petróleo.

Situados bajo lo que antes era una capa de hielo impenetrable,

estos posibles yacimientos han despertado un enorme interés respecto a la región.

SØREN GADE (Ministro de Defensa danés): Debido a que podría haber

mucho petróleo en la zona, todos los países manifiestan un gran interés sobre el asunto,

porque uno puede considerarse rico si de verdad existe una gran cantidad de petróleo

que te pertenece y deseas explotar.

A lo mejor no ahora mismo, con el barril a 40 dólares, pero a 140 podría valer la pena.

KING: Pero esos yacimientos son simples estimaciones. Aunque existan,

harían falta nuevas tecnologías y métodos de extracción para poder explotarlos.

SNORASSON: Sí, representa un problema tecnológico de envergadura,

pero la retirada del hielo aumentaría las oportunidades, por supuesto.

KING: Gran parte del debate sobre la energía aquí en el Polo Norte

se centra en los posibles yacimientos bajo el hielo que se está fundiendo.

Que podrían representar un 20 por ciento de los yacimientos mundiales de gas y petróleo aún sin descubrir.

La misma Islandia ha comenzado hace poco a buscar petróleo en sus costas septentrionales.

Pero la situación energética es mucho más complicada.

Al ir fundiéndose los casquetes polares habrá más agua

que podría usarse para producir energía hidroeléctrica.

El cambio en las costumbres migratorias de los peces aumentaría las posibilidades de la biomasa.

Y la pesca es otro de los campos que se ven afectados por el cambio climático,

lo que podría tener también consecuencias políticas y económicas.

JÓHANN SIGURJÓNSSON (Director General del Instituto de Investigaciones Marinas de Islandia):

Hemos comprobado que las especies pelágicas cambian de caladeros según cambian las condiciones

Y estas especies pelágicas muestran lo que puede provocar el cambio climático.

Cualquier especie que ahora pueble los mares islandeses podría ir desapareciendo gradualmente

en los próximos años por los cambios en su comportamiento migratorio.

KING: Quizás algunos crean que los conflictos sobre derechos pesqueros son algo secundario

en comparación con los restantes problemas de la zona. Pero se equivocan.

Las desavenencias sobre derechos de pesca provocaron grandes conflictos en el pasado,

y otros de menor gravedad siguen pendientes.

Y en ocasiones las partes enfrentadas son países amigos.

El problema a la hora de decidir sobre estos derechos reside en el método a usar.

Hay países que están a favor de marcar zonas.

Esto significa que se les asigna un área geográfica para pescar.

Pero a causa del cambio climático los hábitos migratorios de los peces

van evolucionando, así que quizás el próximo año no haya peces en las zonas asignadas.

Otros países son partidarios de las cuotas pesqueras históricas.

Según eso si ellos han mantenido un cierto volumen de capturas en el pasado,

se les debe garantizar un volumen similar en el futuro.

El problema de este método es que algunos países intentan

capturar tanto como sea posible, lo que provoca la sobreexplotación de los caladeros,

que puede desembocar en la extinción de la especie.

Otro reto, y a la vez posible oportunidad, para la región

es la forma de aprovechar las nuevas rutas marítimas más cortas que se están abriendo.

GENERAL JOHN CRADDOCK (Comandante Supremo Aliado de la OTAN en Europa):

La ventaja que aportan estas nuevas rutas es que gracias a su menor longitud

atraerán a las líneas navieras y las flotas mercantes del mundo entero,

lo que resultará beneficioso tanto para la OTAN como para Rusia,

así que esto tendrá un efecto global con ámbito y alcance globales.

KING: Al fundirse el hielo aparecen nuevas rutas marítimas, y eso

tiene un importancia enorme para las compañías navieras.

Podrían reducir a la mitad, o incluso más, la longitud de algunas de sus rutas.

Pero también se plantean dudas. ¿Qué barcos pueden usar qué rutas?

¿Quién paga a quién? Y ¿quién se ocupa cuando se produzca un accidente?

Estos ejemplos ilustran perfectamente la necesidad de que tanto militares como civiles

trabajen conjuntamente para abordar los nuevos problemas del Polo Norte.

JONAS GAHR STØRE (Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega): Ninguno de esos retos

es exclusivamente militar. Son a la vez civiles y militares.

Así que tenemos que evaluar nuestras capacidades,

tanto civiles como militares.

Por ejemplo, en lo relativo a la vigilancia

que se necesita para gestionar las grandes áreas oceánicas que se están abriendo,

no podemos basarnos tan sólo en la militar, hemos de usar también capacidades civiles,

como la vigilancia meteorológica, por ejemplo. Hay que combinarlas.

CRADDOCK: Creo que existen dos posibles campos de cooperación.

Uno es la cooperación interna, dentro de la Alianza,

a desarrollar entre países desde un punto de vista militar.

El otro campo es mucho más amplio,

y consiste en la cooperación entre las actividades marítimas civiles y militares,

y creo que ahí es donde podemos encontrar grandes oportunidades futuras.

KING: Probablemente la cooperación más importante sea la científica.

ALMIRANTE GIAMPAOLO DI PAOLA (Presidente del Comité Militar de la OTAN):

La ciencia puede contribuir a presentar en sus justos términos la naturaleza de estos cambios.

Si ocurre de verdad lo que algunos anuncian, se producirán cambios físicos de gran trascendencia,

con sus correspondientes efectos políticos.

STØRE: La ciencia resulta esencial, por eso cuando se plantea cómo explorar los recursos energéticos me pregunto

si tenemos el conocimiento necesario desde el punto de vista de la seguridad para movernos en un terreno tan nuevo.

En mi opinión se trata de región de la que desconocemos muchas cosas.

KING: Pero la cooperación científica no es suficiente por sí sola. Hay que seguir invirtiendo

para investigar y comprender lo que está ocurriendo en el Polo Norte.

SNORASSON: Yo, por ejemplo, he estado dirigiendo un proyecto hidrológico sobre el Ártico

para monitorizar su evolución desde el punto de vista hidrológico.

Y resulta evidente que los sistemas operativos y de observación actuales ya no son suficientes.

Ni siquiera son suficientes para los problemas más inmediatos.

Y creo que se podría decir lo mismo de muchas observaciones científicas.

No tienen suficiente capacidad para una verdadera evaluación

de los cambios que se acaban de producir.

KING: Pero para conseguir una mayor comprensión de los hechos

habrá que superar el obstáculo de los intereses nacionales.

SNORASSON: Siempre resulta difícil obtener información

de las autoridades nacionales, sobre todo sobre recursos o cuestiones relacionadas con ellos.

KING: Y los intereses nacionales no sólo afectan al ámbito científico.

También afectan al militar.

CRADDOCK: Tenemos que hacer inventario y decidir qué es lo que tenemos que hacer,

qué es lo que podemos pedir que se haga, y después debemos replantear la cuestión y preguntarnos,

¿son adecuados los recursos que va a tener la OTAN a su disposición?

Porque si el país X tiene diez y compromete sólo cinco, significa que tiene algún tipo de interés propio

que quiere atender antes de aportar a la Alianza el resto de sus recursos.

KING: Lo que ocurre en el Polo Norte no afecta tan sólo a esa zona.

El efecto de los cambios se dejará sentir en todo el planeta.

Muchos comentaristas señalan que los problemas del Polo Norte no son asuntos exclusivamente árticos

o que sólo afecten a los cinco países que bordean la región. Se trata de cuestiones globales.

Basta con observar el interés que despierta lo que está ocurriendo aquí.

El interés de países como China, Japón e incluso India.

Parte de la tecnología que se usa ahora mismo en el Ártico

proviene de países como Corea del Sur.

Islandia constituye un ejemplo excelente del carácter global de las cuestiones de la zona.

Aquí entran en contacto las placas tectónicas europea y norteamericana.

Eso significa que ahora mismo estoy en Europa – y ahora en América del Norte.

¿Se da cuenta de que el Polo Norte constituye un problema global?

STØRE: Una buena observación. El Consejo del Ártico reúne a los estados costeros del Ártico,

además de Finlandia, Suecia e Islandia.

Pero las cuestiones pendientes en la región tienen un carácter global, como bien ha dicho.

Eso es lo que resulta fascinante de todo esto.

Aquí en la OTAN decimos que la seguridad en indivisible.

Se trata de un concepto principalmente geográfico, que implica que en asuntos de seguridad todos viajamos en el mismo barco.

Pero creo que no contemplamos la indivisibilidad de la seguridad desde el punto de vista temático.

El calentamiento global demuestra hasta qué punto dependemos unos de otros, sin que importe en qué parte del mundo se esté.

DI PAOLA: Por un lado parece correcto que la OTAN determine cuál es su papel en lo relativo a ese problema global.

Pero, por otro lado, si nos centramos demasiado en la Alianza corremos el riesgo

de provocar un problema entre la OTAN y Rusia, y por tanto una especie de amenaza militar, o de seguridad.

Así que tenemos que incluir a otros, ampliar la cuestión, porque si incluimos a Rusia,

a China, a Japón, a Corea, a India

en seguida quedará claro para todos que

no se trata de una confrontación entre la OTAN y Rusia en el Norte, similar a la ocurrida en otras partes del mundo.

KING: A pesar de algunos titulares, la cooperación en el Polo Norte

entre Rusia y los países de la OTAN ha sido relativamente buena.

Por ejemplo, en julio de 2008 las marinas de Noruega y Rusia

llevaron a cabo un ejercicio conjunto de rescate submarino en el mar del Norte.

STØRE: Lo que tenemos que hacer es reconocer que vivimos en una época diferente,

en la que muchos de los riesgos que tenemos que afrontar

no son exclusivos de ningún país, ni tampoco de los militares.

Se trata de retos cívico-militares y plurinacionales, y desde el punto de vista noruego,

para la mayoría de ellos Rusia es parte de la solución, no del problema.

CRADDOCK: La cooperación entre militares de la OTAN y Rusia en todo tipo de temas

es algo importante. Este es uno de los aspectos a tener en cuenta.

Por supuesto que hemos ido adquiriendo una enorme experiencia con el paso de los años,

y cuando contemos con los recursos políticos necesarios para seguir avanzando en las cooperación estrictamente militar,

especialmente en este campo, estaremos más que dispuestos a ello.

KING: Pero resulta difícil pasar por alto el telón de fondo de la intervención rusa en el Polo Norte.

Han plantado su bandera en el lecho marino del Polo,

y está claro que tienen sus propios intereses respecto a la región.

DI PAOLA: ¿Cuáles son los intereses rusos?

Bueno, sus intereses son idénticos a los de los demás.

En realidad se trata de la forma de tratar esos intereses, no de que estos sean distintos a los del resto de países.

STØRE: Mantienen una fuerte capacidad en el norte. Siempre la han tenido. Una capacidad estratégica.

Ahora están modernizando su flota y su aviación, y reanudando sus actividades.

No creemos que esto esté en principio dirigido contra

un país o grupo de países en concreto.

Pero para Rusia constituye una forma de recuperar su presencia.

Tenemos que seguir esa cuestión con mucho cuidado, y reaccionar de forma adecuada.

Evitando una espiral que pueda desembocar en un posible enfrentamiento militar

porque no existen soluciones militares para los retos que afrontamos,

y estoy totalmente convencido de que los objetivos que Rusia quiere conseguir

en su parte del Ártico se beneficiarán de la cooperación y la ausencia de tensiones.

CRADDOCK: En el Ártico se puede llegar a acuerdos y compromisos que no tengan ningún tipo

de puntos negros, y creo que todos somos conscientes de ello.

Ahí está la clave de la cuestión. Como ya he mencionado, no tenemos que estar en todas partes,

pero sí que nos gustaría saber que está ocurriendo en todas partes.

KING: En lo referente al Polo Norte aún hay posturas, hechos y cifras que siguen sin estar claros,

pero parece que todo el mundo está de acuerdo al menos en una cosa.

Todos esperan llegar a una solución que sea como nuestra Laguna Azul,

completamente natural y beneficiosa para todos.

DI PAOLA: Lo que tenemos que evitar es adoptar

posturas militares en el Ártico. Y tenemos que evitar actuaciones del tipo, mira

lo que están haciendo esos, así que yo también voy a hacer lo mismo,

lo que acaba provocando una reacción, una escalada, y antes de que puedas darte cuenta

te encuentras con un enfrentamiento de navíos armados. Eso no es lo que necesitamos.

STØRE: El reto, volviendo al principio de todo esto,

es que este es el mejor momento para discutir sobre el Polo Norte con el mínimo de tensión posible.

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink