IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
Números anteriores
Calendario para 2008
Colaboradores
En el próximo número
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
SUBSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  
Los Balcanes: ¿quo vadis?
La Revista de la OTAN analiza por qué fue detenido Karadzic, el efecto que su detención ha tenido en Bosnia y cómo puede afectar su juicio al futuro del país.
Algunos de los principales actores que asumieron la ingente tarea de remodelar las fuerzas armadas bosnias de la posguerra revelan cómo se las arreglaron para crear la actual fuerza conjunta.
La reforma de la fuerza de policía de Bosnia-Herzegovina ha llevado más tiempo de lo previsto -y no ha llegado tan lejos como se esperaba.
Jamie Shea recuerda la campaña de Kosovo hace ahora casi 20 años, y relaciona lo que ocurrió entonces con el Kosovo actual.
Paddy Ashdown nos describe las tareas todavía pendientes en los Balcanes, y explica cuál es el mejor modo de completarlas.

En agosto de 1994 el entonces Primer Ministro bosnio, Haris Silajdzic, declaró: "No me gusta ver líneas trazadas sobre Bosnia-Herzegovina. Es como cortar un tejido vivo: sangra.'

En ese momento gran parte del país estaba sangrando a causa de una guerra despiadada. Al año siguiente, y dentro de un proceso general para evitar que siguiera el derramamiento de sangre, la tarea de trazar las líneas que dividían Bosnia-Herzegovina estaba casi totalmente completada.

Radovan Karadzic había conseguido crear su República de Srpska. Los cortes que se hicieron en aquel entonces dejaron marcas aún visibles en la Bosnia-Herzegovina actual.

Algunos de los intentos de cerrar definitivamente esas heridas constituyen el tema principal de la presente edición de la Revista de la OTAN.

Examinamos los efectos que ha provocado la detención de Radovan Karadzic, y si este hecho puede representar el fin de un capítulo. Analizamos el grado de éxito (o fracaso) obtenido por los intentos de reconstruir los dos principales servicios de seguridad del país: la policía y las fuerzas armadas. Y ofrecemos el punto de vista personal de dos figuras clave dentro de la historia reciente de los Balcanes: Paddy Ashdown y Jamie Shea.

Actualmente Haris Silajdzic es el miembro bosníaco de la Presidencia de Bosnia-Herzegovina. El mismo título de su cargo supone una admisión de que no se han cumplido las esperanzas que tenía hace 14 años. Dado que la división en Bosnia es ahora un fait accompli, la pregunta clave es: ¿que ocurrirá con esas líneas que atraviesan el país?

Paul King