IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUBSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  
 

La herencia de las minas terrestres de los talibanes representa una analogía cruel: al igual que la joven democracia afgana aprende a sostenerse sobre sus piernas, muchos niños afganos aprenden a volver a caminar tras el régimen talibán. Aquí vemos a varios niños, que sufrieron amputaciones a causa de las minas de los talibanes, practicando con sus nuevas prótesis ortopédicas.

© Wpn / Reporters

La construcción de carreteras constituye una prioridad clave pues mejora las comunicaciones, las relaciones humanas, el comercio y los servicios esenciales. Algunos agricultores afganos han afirmado que podrían abandonar el cultivo de opio en favor de otros productos agrícolas, ya que las nuevas rutas les permitirían enviarlos al mercado. ¿Cuál ha sido la respuesta de los talibanes? Intentar destruir esas carreteras.

© Reporters / Associated Press

Para que los mensajes sean eficaces y lleguen a una audiencia afgana deben provenir de periodistas afganos eficaces. Pero ese no es precisamente el trabajo más fácil que se puede tener en Afganistán. La Federación Internacional de Periodistas presentó a principios de 2008 varios informes sobre amenazas y hostigamientos contra periodistas por parte de las milicias y autoridades locales.

© Belga / AFP

El mensaje de los mulás: las campañas de los talibanes en los medios de comunicación cada vez resultan más sofisticadas. Tienen a sus disposición medios de producción mejorados, imprentas y expertos en medios de comunicación, en cantidad creciente de día en día.

© Reporters / Associated Press

Aquel que se fue... El creciente uso de terroristas suicidas por parte de los talibanes lleva el sello de la influencia yihadista extranjera, pues las misiones suicidas han sido relativamente poco usuales en el país. Y siguen utilizándolos a pesar de los decretos de las autoridades tribales y religiosas locales que afirman que no pueden considerarse actos propios de musulmanes o pastunes.

© Belga / AFP

Los talibanes dedican su tiempo a la lucha, sea física o mediática, y apenas se preocupan por la nueva generación de afganos. Se trata de una cuestión especialmente importante en un país con la segunda mayor tasa de mortalidad infantil del mundo. Y los niños que superan la infancia sólo tienen una expectativa media de vida de 43 años.

© Belga / AFP

La visión desde dentro de un burka. Este era la única ventana al mundo para casi todas las mujeres afganas hasta 2001. Aunque esta práctica continúa existiendo en muchos lugares, ya no constituye una brutal imposición de los talibanes. Millones de mujeres afganas ya se han visto libres de ella, y pueden contemplar muchas otras imágenes hasta ahora prohibidas.

© Reporters / Associated Press

La herencia de las minas terrestres de los talibanes representa una analogía cruel: al igual que la joven democracia afgana aprende a sostenerse sobre sus piernas, muchos niños afganos aprenden a volver a caminar tras el régimen talibán. Aquí vemos a varios niños, que sufrieron amputaciones a causa de las minas de los talibanes, practicando con sus nuevas prótesis ortopédicas.

© Wpn / Reporters

La construcción de carreteras constituye una prioridad clave pues mejora las comunicaciones, las relaciones humanas, el comercio y los servicios esenciales. Algunos agricultores afganos han afirmado que podrían abandonar el cultivo de opio en favor de otros productos agrícolas, ya que las nuevas rutas les permitirían enviarlos al mercado. ¿Cuál ha sido la respuesta de los talibanes? Intentar destruir esas carreteras.

© Reporters / Associated Press

Para que los mensajes sean eficaces y lleguen a una audiencia afgana deben provenir de periodistas afganos eficaces. Pero ese no es precisamente el trabajo más fácil que se puede tener en Afganistán. La Federación Internacional de Periodistas presentó a principios de 2008 varios informes sobre amenazas y hostigamientos contra periodistas por parte de las milicias y autoridades locales.

© Belga / AFP

El mensaje de los mulás: las campañas de los talibanes en los medios de comunicación cada vez resultan más sofisticadas. Tienen a sus disposición medios de producción mejorados, imprentas y expertos en medios de comunicación, en cantidad creciente de día en día.

© Reporters / Associated Press

Aquel que se fue... El creciente uso de terroristas suicidas por parte de los talibanes lleva el sello de la influencia yihadista extranjera, pues las misiones suicidas han sido relativamente poco usuales en el país. Y siguen utilizándolos a pesar de los decretos de las autoridades tribales y religiosas locales que afirman que no pueden considerarse actos propios de musulmanes o pastunes.

© Belga / AFP

Los talibanes dedican su tiempo a la lucha, sea física o mediática, y apenas se preocupan por la nueva generación de afganos. Se trata de una cuestión especialmente importante en un país con la segunda mayor tasa de mortalidad infantil del mundo. Y los niños que superan la infancia sólo tienen una expectativa media de vida de 43 años.

© Belga / AFP

La visión desde dentro de un burka. Este era la única ventana al mundo para casi todas las mujeres afganas hasta 2001. Aunque esta práctica continúa existiendo en muchos lugares, ya no constituye una brutal imposición de los talibanes. Millones de mujeres afganas ya se han visto libres de ella, y pueden contemplar muchas otras imágenes hasta ahora prohibidas.

© Reporters / Associated Press

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink