IDIOMA
La Revista de la OTAN se publica en español unas dos semanas después que en inglés a causa de la traducción.
ACERCA DE LA REVISTA DE LA OTAN
POLÍTICA SOBRE COLABORACIONES
INFORMACIÓN SOBRE COPYRIGHT
EQUIPO EDITORIAL
 RSS
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
SUBSCRÍBASE A LA REVISTA DE LA OTAN
  
 

El Palacio del Parlamento de Bucarest, en el que se celebrará la Cumbre de la OTAN, es uno de los edificios europeos más impresionantes. Tiene 1.100 habitaciones repartidas en doce pisos, mide 240 por 270 metros de planta, y tiene unos subterráneos de 92 metros de profundidad.

A la que será la mayor Cumbre de la historia de la OTAN asistirán unos 3.000 delegados, más que en cualquier otra cumbre anterior, con una presencia también masiva de periodistas cubriendo el acto.

Las peticiones de acreditación periodística para cubrir la Cumbre eran ya casi 2.000 a principios de marzo. De ellas, una tercera parte correspondían a medios gráficos (televisiones y fotógrafos).

Durante la Cumbre la seguridad será muy estricta. Diez mil policías, provenientes de toda Rumanía, vigilarán todos los aspectos del evento, desde el control de los asistentes hasta el tráfico de vehículos.

Habrá una gran demanda de transporte dentro de la ciudad. Los organizadores piensan utilizar unos 300 monovolúmenes y 100 autocares para el servicio de enlace entre los alojamientos y la Cumbre, y se emplearán casi 500 automóviles para las caravanas oficiales. Conseguir un taxi puede llegar a ser una tarea bastante difícil...

La OTAN ha trabajado durante meses para asegurarse de que todo su material esté preparado a tiempo para la Cumbre. Pueden encontrarse todo tipo de objetos, desde exposiciones y discos DVD hasta memorias USB. Y, por supuesto, una edición especial impresa de la Revista de la OTAN.

El logotipo de la Cumbre de Bucarest se basa en una estatua de esa ciudad erigida en honor de los héroes de la aviación rumana.

Fue la opción finalmente elegida entre más de 80 propuestas provenientes de todo el país.

Ahora lo único que falta es la gente. Pero cuando lleguen, Bucarest –y la OTAN– estará preparada.

El Palacio del Parlamento de Bucarest, en el que se celebrará la Cumbre de la OTAN, es uno de los edificios europeos más impresionantes. Tiene 1.100 habitaciones repartidas en doce pisos, mide 240 por 270 metros de planta, y tiene unos subterráneos de 92 metros de profundidad.

A la que será la mayor Cumbre de la historia de la OTAN asistirán unos 3.000 delegados, más que en cualquier otra cumbre anterior, con una presencia también masiva de periodistas cubriendo el acto.

Las peticiones de acreditación periodística para cubrir la Cumbre eran ya casi 2.000 a principios de marzo. De ellas, una tercera parte correspondían a medios gráficos (televisiones y fotógrafos).

Durante la Cumbre la seguridad será muy estricta. Diez mil policías, provenientes de toda Rumanía, vigilarán todos los aspectos del evento, desde el control de los asistentes hasta el tráfico de vehículos.

Habrá una gran demanda de transporte dentro de la ciudad. Los organizadores piensan utilizar unos 300 monovolúmenes y 100 autocares para el servicio de enlace entre los alojamientos y la Cumbre, y se emplearán casi 500 automóviles para las caravanas oficiales. Conseguir un taxi puede llegar a ser una tarea bastante difícil...

La OTAN ha trabajado durante meses para asegurarse de que todo su material esté preparado a tiempo para la Cumbre. Pueden encontrarse todo tipo de objetos, desde exposiciones y discos DVD hasta memorias USB. Y, por supuesto, una edición especial impresa de la Revista de la OTAN.

El logotipo de la Cumbre de Bucarest se basa en una estatua de esa ciudad erigida en honor de los héroes de la aviación rumana.

Fue la opción finalmente elegida entre más de 80 propuestas provenientes de todo el país.

Ahora lo único que falta es la gente. Pero cuando lleguen, Bucarest –y la OTAN– estará preparada.

Compartir:    DiggIt   MySpace   Facebook   Delicious   Permalink