El reparto entre civiles y militares:
en el mantenimiento de la paz y después de él
(© Claus Larsen)
Editorial
Me gustaría comenzar mi primer editorial con una confesión, una sugerencia y una presentación.

En primer lugar, la confesión. Me gustaría ver más mujeres en la Revista de la OTAN, como autoras y como colaboradoras. No se trata de una cuestión de preferencias, sino un reflejo de la creciente importancia de la cuestión del género en la seguridad.

Lo cierto es que la directora editorial y la ayudante de producción de la Revista de la OTAN son mujeres. Y esta edición tenemos dos autoras. Sin duda, un buen comienzo.

Las relaciones entre hombres y mujeres pueden ser a menudo similares a las que existen entre civiles y militares: bastante estrechas, pero no lo suficiente.

Algunos de los artículos de este número muestran que a menudo la deseable suma de voluntades entre las dos parte puede convertirse más bien en un choque.

Vamos a ver, por ejemplo, cómo los militares y los civiles trabajan conjuntamente (o a veces no lo hacen) en actividades como las de los Equipos Provinciales de Reconstrucción en Afganistán.

También se analiza de qué forma puede mejorar la OTAN su colaboración con otras organizaciones, y nos preguntamos si esa colaboración debe iniciarse desde la base, o desde los niveles superiores.

En segundo lugar, la sugerencia. Estamos revisando la Revista de la OTAN y nos gustaría tener un retorno de información de nuestros lectores sobre qué es lo que les gustaría cambiar, y qué les gustaría conservar. Puede hacer clic aquí para enviarnos sus ideas.

Y, por último, la presentación. He sido nombrado recientemente director de la Revista de la OTAN. Tengo experiencia profesional como periodista y redactor de discursos, y muchas ganas de enfrentarme al reto de desarrollar la publicación estrella de la Alianza.

Quiero acabar como empecé, hablando de mujeres. Eleanor Roosevelt dijo una vez: “Una mujer es como una bolsita de té: no sabes lo fuerte que es hasta que no la metes en agua hirviendo.” Es una buena descripción de muchos de nosotros, y especialmente de los hombres y mujeres actualmente sumergidos en el agua hirviendo del combate.

Paul King
El Ministro de Defensa colombiano expone las estrategias que han ayudado en su país a recuperar el control de gran parte del territorio y enfrentarse a la producción y consumo de drogas.
Un reportaje fotográfico del viaje a Mazar-e-Sharif, en el norte de Afganistán, del corresponsal internacional danés Ole Damkjær y el fotógrafo Claus Larsen.
William Maley examina la evolución y el futuro próximo de los Equipos Provinciales de Reconstrucción.
James V. Arbuckle analiza los problemas que surgen entre civiles y militares en las operaciones humanitarias.
David S. Yost examina la mejor forma en la que la OTAN podría combinar su potencial con el de otras organizaciones internacionales.
Rita Grossman-Vermaas analiza la forma en que se pueden solucionar los puntos débiles de las garantías de no proliferación de armas peligrosas y los materiales y conocimientos asociados a ellas.
Manjana Milkoreit explica que en su opinión la OTAN es la organización mejor preparada para asumir el protagonismo de la reconstrucción tras los conflictos.
Matthew Taylor comenta “Humanitarian military intervention: The conditions for success and failure” de Taylor B. Seybolt.
Ryan Hendrickson comenta la forma en la que Suecia ha logrado sacar el máximo partido tanto de su neutralidad como de la OTAN.